PAHO Director's Office | WHO Director-General's Office | Contact us

La salud pública requiere y crea alianzas de multiples actores

[27/09/2011]

Un valioso gol contra la polio

La Fundación Bill y Melinda Gates se anotó recientemente un valioso gol contra la polio al obtener el apoyo del F.C. Barcelona y su Fundación en la batalla final para erradicar la polio de la faz de la Tierra. Sabemos bien que esto es posible, ya que logramos erradicarla del continente americano desde 1991. Tuve el gran placer de estar presente en la actividad, en Washington D.C., junto con el Director Adjunto de nuestra Organización, Jon Andrus, y ser testigos del compromiso de Bill Gates, de Josep Guardiola y de Andrés Iniesta, además de mi compatriota Lionel Messi, entre muchos otros, con esta lucha. He señalado repetidamente que la salud pública requiere y crea una gran alianza de muchos actores, de todos los ámbitos, y esta alianza contra la polio, nos emociona pues sin duda los jugadores del Barcelona pueden contribuir grandemente a crear conciencia y estimular el compromiso necesario para el tramo final de la erradicación de la polio.

Américas libre de polio desde 1991
Completar el tramo final en la lucha contra la polio no es solo un reto difícil, sino también una acción de salud pública de beneficio global


[ El pequeño peruano (en la foto) es Luis Fermín Tenoria. Luis fue el último niño paralizado por poliovirus salvaje en las Américas y presentó los primeros síntomas de la enfermedad el 5 de septiembre de 1991. ]

Mucho es lo que se ha avanzado en ese proceso, desde el triunfo en las Américas en 1991 y en la mayoría de los países en todo el mundo a lo largo de dos décadas. Este año solo se han presentado casos de polio en 14 países y hay solo 4 países en los que nunca se ha logrado detener la transmisión de la polio: Pakistán, Afganistán, India y Nigeria. Gracias a incesantes campañas de vacunación se ha logrado disminuir los casos en un 99%. Pero la presencia de polio, aún con esos pocos casos, sigue siendo un riesgo para todos, pues mientras persista en algunos reductos, el contagio puede extender la enfermedad a otros países. De ahí que completar el tramo final en la lucha contra la polio no es solo un reto difícil, que evitara el sufrimiento innecesario, sino también una acción de salud pública de beneficio global. Por ello, destacamos el compromiso del F.C. Barcelona, de la Fundación Gates y de tantos otros actores, como el Club Rotario Internacional, con esta lucha al lado de las organizaciones que velamos internacionalmente por la salud.

Cuando se trata de erradicar mundialmente una enfermedad, el tramo final es de vital importancia y de beneficio para todos. Por eso, en múltiples ocasiones, siendo la más reciente una carta que dirigí al señor Gates con posterioridad a ese anuncio, he reiterado el compromiso de la Organización Panamericana de la Salud de proporcionar apoyo técnico a varios países de África en esta fase decisiva de la lucha contra la polio. Las estrategias innovadoras que permitieron el éxito en el continente americano, y las lecciones aprendidas en el transcurso, han sido y siguen siendo de mucha utilidad en el combate contra la polio.

Cabe señalar algunas de las lecciones aprendidas durante la erradicación de la polio en las Américas:

• Fue una iniciativa de, por y entre los países, cuyos avances hacia el logro de la meta generaron pasión y compromiso. Sabían que la meta solo tenía sentido epidemiológico si se lograba simultáneamente en todos los países. El riesgo de uno era el riesgo de todos. Los países se apoyaron y compartieron sus recursos humanos y financieros, su creatividad y sus frustraciones, y 20 años después de haber alcanzado la meta están orgullosos de mantenerse libres de polio.

• Una generación completa de trabajadores se comprometió y creció con el esfuerzo. Participaron epidemiólogos, pediatras, periodistas, enfermeras, políticos, trabajadores comunitarios, alcaldes, empresarios privados, cooperativas de trabajadores, campesinos, parteras empíricas, empresas de transporte público, Organizaciones No Gubernamentales… Poco a poco la comunidad se fue apropiando de la cultura de la prevención.

• El aporte de las comunidades y el trabajo voluntario hizo la diferencia a la hora de llegar a las poblaciones remotas y de difícil acceso. Los líderes comunitarios reunían a las poblaciones dispersas el día que llegaban los vacunadores. Los Rotarios proporcionaron vehículos y también sirvieron de conductores para las brigadas de vacunadores y aseguraron la comida para la jornada de trabajo. Fue un ejemplo de movilización social sin precedentes en la historia reciente de la salud pública del continente.

• El compromiso de toda la sociedad marcó la diferencia a la hora de enfrentar retos que parecían muy difíciles de superar, como el acceso a poblaciones afectadas por conflictos armados. Los días de tranquilidad en medio de guerras civiles, negociados en altas esferas políticas, fueron aceptados y puestos en práctica por los combatientes, sus familias y las comunidades que apoyaban a los bandos en conflicto. Los combates se detenían para dar paso a la vacunación y los vacunadores fueron en muchas ocasiones guiados y protegidos en su camino a través de áreas minadas.

• Avances como el que se observa hoy en India, muestran que es posible vencer obstáculos que hace solo seis meses parecían insuperables, y dar paso a una nueva forma de pensamiento orientada hacia consolidar y mantener los logros.

• Los Comités de Coordinación Interagencial funcionaban en cada país y también a nivel Regional. Así la cooperación interagencial movilizó recursos y ajustó su destino en respuesta a reuniones periódicas convocadas por los Ministerios de Salud.

• La erradicación de la polio sirvió para que los países hicieran mapas o croquis de cada uno de sus municipios, conocieran cuantos niños nacían cada año en su territorio, aprendieran a hacer programaciones para visitar a sus comunidades llevando la vacuna junto con sueros de hidratación oral, vitaminas, antiparasitarios y consultas médicas y medicamentos, además de hacer educación en salud en las comunidades visitadas. Es decir, se brindó un beneficio integral para la salud pública, abarcando ámbitos más amplios que la meta original.


[ Reunión de la Comisión de Certificación de la Contención de la Polio en las Américas. Buenos Aires, Argentina. 4-5 March 2010. © Oficina de la Directora/OPS ]

La erradicación de la polio en las Américas es también un recordatorio del rol crucial de la vacunación para el bienestar de nuestras sociedades.


Su bajo costo en comparación con una vida entera de ingentes beneficios individuales y sociales, (cada dosis de una vacuna oral contra la polio cuesta tan solo US$0.13), hacen de las vacunas una de las inversiones más beneficiosas. También nos llena de orgullo el enorme éxito que ha tenido la Semana de Vacunación de las Américas, que está por celebrar su primera década y esperamos que en 2012 se convierta en la Semana Mundial de la Vacunación, pero ese será tema para otro blog. Por ahora, baste señalar que el aporte del técnico y los jugadores del F.C. Barcelona también contribuirá a acrecentar la conciencia social sobre el papel esencial de la vacunación para preservar la salud de todos y todas.

Sin duda, el Barcelona y la Fundación Gates al sumarse a la lucha contra la polio, anotaron un valioso gol en la cancha de la salud pública. ¡Ese es un gol para que todos celebremos, sin importar los colores ni el equipo de nuestra preferencia!

Más información:



Enfermedades no transmisibles Public Health requires and generates a grand partnership among myriad actors from all fields