PAHO Director's Office | WHO Director-General's Office | Contact us

Día Internacional de la Mujer, una mirada de género al SIDA

[09/03/2011]


El Día Internacional de la Mujer es una oportunidad para revisar cuanto ha avanzado la sociedad en materia de igualdad de género, y también para examinar con ojo crítico las tendencias preocupantes que nos recuerdan la gran deuda aún pendiente.

Este año tiene un significado especial ya que estamos recordando los 100 años desde que el día fuera conmemorado por primera vez internacionalmente en recuerdo de la valiente lucha de las mujeres por el reconocimiento de sus derechos.

Es por ello que este año 2011 nuestra Oficina de Género, Diversidad y Derechos Humanos y ONUSIDA han escogido destacar conjuntamente la perspectiva de igualdad de género en salud, con énfasis en el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

El VIH está afectando crecientemente a las mujeres de la Región de las Américas.
En los países de Latinoamérica la proporción de mujeres en el total de personas con VIH ha crecido desde el 6 por ciento (1994) hasta más del 30 por ciento actualmente. Por su parte, en los países del Caribe, que presentan la segunda tasa de prevalencia más alta del mundo, después del África subsahariana, las mujeres representan el 50 por ciento de los casos, con una prevalencia particularmente alta entre las mujeres jóvenes.

Reconocemos que en esto influye una mayor susceptibilidad biológica, ya que los estudios epidemiológicos muestran que las mujeres tienen el doble de posibilidad que los hombres de contraer la infección cuando sufren exposición al VIH. Sin embargo, el principal motivo para el acelerado crecimiento de la prevalencia de VIH entre las mujeres en Latinoamérica y el Caribe se encuentra en las desigualdades de género. Las normas sociales y las pocas oportunidades educativas y económicas limitan la posibilidad de negociar y mantener relaciones sexuales seguras para muchas mujeres en la Región.

Frecuentemente, las mujeres que solicitan a sus compañeros que utilicen preservativos corren riesgo de ser abusadas física o emocionalmente, de ser acusadas de infidelidad o incluso de sufrir la expulsión de su hogar. Además, barreras históricas afectan el acceso de las mujeres a los servicios de prueba y tratamiento para el VIH, sea por menor control de los recursos, por sus responsabilidades en el cuido de los niños o por un limitado poder de decisión familiar.

Esto resalta la importancia, por ejemplo, de garantizar que a las mujeres embarazadas se les practique como norma general las pruebas de detección del VIH a fin de detectar su infección oportunamente y recibir cuidado, así como para evitar su transmisión materno-infantil. Esta prueba debe hacerse al mismo tiempo que la de detección de la sífilis. Sin embargo, datos de 2009 muestran que solo el 57 por ciento de las mujeres embarazadas recibió esas pruebas y en el 2008 solo cinco países habían logrado alcanzar un 80 por ciento de cobertura de embarazadas con estas pruebas simples.

Como consecuencia, Latinoamérica y el Caribe tienen la prevalencia de sífilis en mujeres embarazadas más elevada del mundo, con alrededor de 460 mil casos de sífilis gestacional por año, de los cuales entre el 50 y el 80 por ciento terminan con graves efectos adversos.

En el caso de la infección de VIH por transmisión materno-infantil se registran entre 5.700 y 10.400 casos cada año. Ante la gravedad de estos problemas, el último Consejo Directivo de la OPS adoptó en septiembre pasado la “Estrategia y Plan de Acción para la Eliminación de la Transmisión Materno-Infantil del VIH y de la Sífilis Congénita”, con el propósito de alcanzar ese objetivo en el año 2015.

La salud pública es una red de redes.
Dado que, como he señalado en otras ocasiones, la salud pública es una red de redes, que integra los esfuerzos de múltiples actores sociales, es de gran importancia crear conciencia sobre estos problemas y también estimular el desarrollo de buenas prácticas en lo que concierne a la igualdad de género en salud, en particular en respuesta al VIH.

Por esto, para conmemorar el Día Internacional de la Mujer hemos premiado a los ganadores del concurso organizado por la Oficina de Género, Diversidad y Derechos Humanos de la OPS y la oficina de ONUSIDA para LAC.

Participaron 42 experiencias, provenientes de 16 países, para solo dos premios en competición. El jurado escogió las experiencias de:

. “Promoción de la salud sexual y reproductiva (SSR) y prevención del VIH en adolescentes y jóvenes viviendo en zonas marginales del conurbano bonaerense” – Argentina – un trabajo que da prioridad a grupos juveniles claves, incluyendo jóvenes en situación de pobreza, jóvenes con VIH, migrantes e indígenas. El proyecto ha dado énfasis a la consideración de la influencia de los roles de género en el cuidado de la salud, tratando de construir relaciones equitativas, promoviendo la igualdad de oportunidades y transformando las relaciones desiguales entre los sexos.

. “Prevención en parejas discordantes VIH positivo” – iniciativa desarrollada en Trinidad y Tobago – sobre aquellas parejas en que solo uno de sus componentes es portador del VIH, y que ha alcanzado un profundo éxito a pesar de tener un presupuesto pequeño y limitaciones de personal. El proyecto logró abarcar la totalidad de las parejas discordantes VIH positivo en su zona de influencia y además tuvo un efecto multiplicador, expandiéndose por toda la isla e involucrando también a todas las madres VIH positivo, médicos privados, la comunidad y líderes eclesiásticos.

Para quienes han sido premiados así como quienes han desarrollado las otras 40 iniciativas que participaron en el concurso, vaya nuestro reconocimiento y estímulo a su labor. Están contribuyendo, día a día, a promover las transformaciones necesarias para alcanzar una verdadera igualdad de género, en la salud pública y en todos los ámbitos sociales. Cada quien, en la medida de sus posibilidades, puede sumarse a estos esfuerzos por construir una sociedad más justa, próspera e igualitaria.

Les invito a sumarse a esta noble cruzada por la igualdad de género y a trabajar incansablemente por la salud de las mujeres. Esta es, sin duda, la mejor manera de conmemorar el Día Internacional de la Mujer.

Leer más:
. OPS Comunicado de prensa

* Mirta Roses Periago
Directora, OPS/OMS
Organización Panamericana de la Salud

www.paho.org
mirtaroses_BLOG
OPS-Directora-Sitio Web
OPS-Directora-Noticias



PAHO´s renewed commitment to Cultural Diversity and Health International Women’s Day: A Gender Perspective on AIDS