Antecendentes

En septiembre de 2000, en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas, los líderes mundiales de 189 estados adoptaron un conjunto de objetivos y metas cuantificables y delimitadas para combatir la pobreza, el hambre, las enfermedades, el analfabetismo, la degradación del medio ambiente, la discriminación contra la mujer, y, comprometiéndose con los principios de los derechos humanos, la gobernanza responsable y la democracia. Se esbozaron en la Declaración del Milenio, y desde entonces se han resumido y operacionalizado como un paquete de 8 objetivos generales, 18 metas y 48 indicadores, comúnmente denominado los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para alcanzarse para el año 2015.  En la Cumbre de los ODM de 2010, los Estados Miembros solicitaron al Secretario-General que iniciara un monitoreo anual de las actividades, consultas y trabajo analítico que se debe realizar para informar el debate inter-gubernamental de la Agenda de Desarrollo Post 2015.  Según indicó el Secretario-General en el primer informe sobre este tema, el trabajo para la agenda post 2015 debe incluir la evaluación crítica de cómo han funcionado los ODM como marco, identificando qué ha funcionado bien y cuáles son las áreas para mejorar.

El fin de esta página es de proveer información sobre la post-2015 agenda de desarrollo, específicamente en nuestra región de las Américas, destacando los temas de la consulta regional, nacional y temática.