Los machos de Drosophila melanogaster ahogan sus penas en el alcohol

Cuando las moscas hembras de la fruta no ceden a las insinuaciones sexuales de los machos, éstos optan por mojar sus “penas” en alcohol. Existe sin embargo una explicación científica para este drástico comportamiento: la privación de la cópula disminuye la concentración de un neurotransmisor que es clave en el sistema de recompensa cerebrales de este insecto, lo que provoca que el etanol le resulte más apetecible; incluso lo consume en exceso, según acaban de comprobar científicos de la Universidad de California en San Francisco. La molécula responsable de dicho comportamiento en la mosca de la fruta macho es el neuropéptido F (NPF): si sus niveles varían, también se altera el comportamiento del insecto.

Notablemente, dicha molécula, posee un equivalente en los mamíferos: el neuropéptido Y (NPY). Este también manifiesta efectos en los sistemas cerebrales de recompensa de los humanos. Su función es regular la ansiedad, el sueño, la motivación sexual y hasta el consumo de alcohol.

Para acceder al artículo completo:

SHOHAT-OPHIR G., KAUN K. R., AZANCHI R., HEBERLEIN U. « Sexual Deprivation Increases Ethanol Intake in Drosophila ». Science [En ligne]. 16 March 2012. Vol. 335, n°6074, p. 1351–1355. Disponible sur : < http://dx.doi.org/10.1126/science.1215932 >

 
Puedes dejar un comentario, o enviar trackback desde tu propio sitio.

One Response to “Los machos de Drosophila melanogaster ahogan sus penas en el alcohol”

  1. sanchezla dice:

    Wilbert, thank you very much for your comment. In evolutionary biology most of the time there are no surprises just confirmation of the facts!

Deja un comentario