Actividades de Vacunación para el Control de brote de Fiebre amarilla en Paraguay (enero-agosto 2008)

fiebre-amarilla-en-Paraguay2008

Ante la aparición de un brote de fiebre amarilla en San Pedro y en la zona urbana de San Lorenzo distrito del departamento central ubicado en la zona metropolitana de Asunción, el Ministerio de Salud diseñó un plan estratégico integral de control basado en 5 áreas de intervención fundamentales:




1. Control vectorial
2. Vacunación focalizada en área de riesgo
3. Vigilancia de eventos adversos a la vacunación Anti Amarílica.
4. Intensificación de la vigilancia epidemiológica
5. Fortalecimiento de los Servicios de salud
6. Comunicación de riesgo

En total eran necesarias aproximadamente 4 millones de dosis de vacuna contra la fiebre amarilla para realizar las actividades de vacunación. Estas vacunas fueron obtenidas a través de donaciones de países y el resto fueron adquiridas de la reserva de emergencia de la Alianza Mundial para Vacunas e Inmunización (GAVI) con recursos del estado paraguayo y con euros donados por AECID.

El ministerio de salud de Paraguay conformó un equipo de 100 vacunadores para atender las áreas con casos confirmados de fiebre amarilla. Este equipo estuvo integrado por estudiantes de último semestre de la licenciatura de enfermería del Instituto Andrés Barbero y fueron capacitados, organizados, monitoreados y evaluados por un equipo de 18 supervisores nacionales del programa de inmunizaciones.

Este personal además de realizar vacunación casa a casa, realizó monitoreos de cobertura en todas las viviendas de cada manzana que se iba terminando de vacunar hasta garantizar que más del 95% de su población haya sido vacunada.

El plan de vacunación realizado contempló las siguientes líneas de acción estrategias

Vacunación focalizada en áreas de riesgo:

Se definió como área de riesgo a cualquier localidad del país en donde se confirmara la circulación de fiebre Amarilla, y tres anillos concéntricos de 400 m a la redonda de los casos confirmados (2.400 m de diámetro en total). Adicionalmente se definieron también como áreas de riesgo a los departamentos de las fronteras con Brasil, Argentina y Bolivia por limitar con áreas enzoóticas. Posteriormente se añadió como zona de riesgo al corredor geográfico formado por la notificación de casos sospechosos de Fiebre Amarilla.

Objetivo:

Vacunar al 100% de la población de 1 a 59 años residentes en las áreas de riesgo.

Estrategias de vacunación:

• Aplicación de una dosis de vacuna AA a personas de 1 a 59 años susceptibles a la Fiebre Amarilla (sin antecedente de vacunación) residentes en zonas de riesgo.
• Vacunación institucional en los servicios de salud ubicados en las áreas de riesgo.
• Vacunación por concentración solo por demanda

Conformación de anillos de intervención con vacunación según focos con casos confirmados de Fiebre Amarilla

Foco Central: municipios vecinos a San Lorenzo: Fernando de la Mora, Luque, Capiatá, J. Augusto Saldívar, Ñemby y Asunción.
San Pedro Norte: municipios cercanos a Lima: Choré, San Pedro, Nueva Germania, Santa Rosa y General Resquín.
San Pedro Sur: municipios cercanos San Estanislao: Guayaibí, Yataity del Norte, Capiibarí, Yrybucuá y 25 de diciembre.
Cordillera: municipios cercanos a Arroyos y Esteros: Juan de Mena, San José Obrero, Primero de Marzo, Nueva Colombia. Loma Grande, Atyrá, y Tobati

RESULTADOS

Gracias a la movilización masiva del sector salud y a la coordinación y trabajo multisectorial intenso, aplicando la estrategia establecida, se logró una cobertura de 99% en los dos primeros anillos de intervención en las áreas de riesgo con casos confirmados y no menos de 90% en el tercer anillo. Aunque inicialmente se fijó la meta de vacunar al 100% de la población, los resultados obtenidos cumplen con las recomendaciones de protección de la OMS contra brotes y epidemias de Fiebre Amarilla en las zonas donde se reportan casos confirmados de esta enfermedad.

En el resto del país la cobertura promedio nacional de vacunación contra la fiebre amarilla se elevó de 20% en 2007 a 63% en setiembre del 2008. La cobertura en los departamentos considerados como áreas de riesgo llegó hasta el 90%.

El brote de fiebre amarilla fue controlado en corto tiempo y las actividades inmediatas y extensivas de vacunación contribuyeron grandemente a ello.

El plan de vacunación fue extendido de los focos a todo el país para aprovechar la oportunidad de avanzar en el plan de prevención de introducción de la fiebre amarilla que se venía desarrollando desde el 2001 y disminuir al mínimo la probabilidad de un nuevo brote de Fiebre Amarilla en Paraguay.

El grupo de edad con mayor cobertura de vacunación contra la Fiebre Amarilla es el de 5 a 14 años con 83% de su población vacunada; el grupo en edades de mayor exposición (15 a 49) registra cobertura menor al 80%.

La extensión de la vacunación hacia las regiones no priorizadas se realizó en los meses de agosto a diciembre del 2008.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!