Implementación y diseminación de las intervenciones breves para el consumo riesgoso de drogas en servicios de salud en América Latina

drogas

Por lo menos 4,4 millones de hombres y 1,2 millones de mujeres de América Latina y el Caribe sufren trastornos causados por el uso de drogas — como la dependencia y otros padecimientos — en algún momento de sus vidas. Anualmente, son afectados 1,7 millones de hombres y 400.000 mujeres. Los trastornos del uso de drogas se vinculan con varias enfermedades infecciosas, como la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y las hepatitis B y C. El uso prolongado de drogas también aumenta el riesgo de sufrir trastornos mentales y físicos, algunos fatales, y si relaciona con problemas en la familia, escuela, trabajo, justicia y relaciones personales.

Todavía, los problemas causados por las drogas y la dependencia de estas son prevenibles y tratables. Cuando se lo identifica tempranamente, el uso riesgoso de drogas puede ser reducido o restringido mediante evaluaciones de la salud e intervenciones breves, antes de que los usuarios se vuelvan dependientes. La dependencia de las drogas puede ser tratada y los usuarios pueden ser rehabilitados si se cuenta con servicios que sean de fácil acceso y de bajo costo. Con el fin de preparar mejor a los sistemas de salud para ofrecer una respuesta adecuada al problema, el proyecto de implementación y diseminación de las intervenciones breves para el consumo riesgoso de drogas en servicios de salud en América Latina, financiado por el Plan Nacional de Drogas del Ministerio de Sanidad de España, el proyecto tiene por objetivo desarrollar un programa de capacitación para profesionales de salud que trabajan en la atención primaria y otros servicios no especializados, utilizando materiales validados y la experiencia mundial de la OMS en el tema. Un DVD con 4 módulos de capacitación (abogacía, capacitación para profesionales, capacitación para entrenadores y capacitación para la implementación en el servicio de salud) está siendo desarrollado en español y se realizará un proyecto piloto en países de América Latina.

El proyecto cuenta con la participación de Brasil, México, Perú, Chile, Uruguay y los Estados Unidos y es coordinado por el Área de Desarrollo Sostenible y Salud Ambiental de la Organización Panamericana de la Salud, por el programa de Alcohol y Abuso de Sustancias.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!