OPS/OMS llama al sector de la salud a fortalecer sus respuestas de atención a las mujeres sobrevivientes de la violencia

violence_against_women_pahoEl sector sanitario tiene un papel clave en prevenir e identificar los abusos, y en dar respuestas integrales y de calidad a todas las mujeres.

Washington, D.C., 8 de marzo de 2013 (OPS/OMS) — Al conmemorar el Día Internacional de la Mujer, la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) alienta al sector salud de las Américas a redoblar esfuerzos en la prevención primaria, identificación y atención de las mujeres que sufren violencia en cualquiera de sus formas.

Bajo el lema “Una promesa es una promesa: Es hora de actuar para acabar con la violencia contra la mujer”, este año el Día Internacional de la Mujer, que se celebra cada 8 de marzo, busca reforzar el compromiso de la comunidad internacional para evitar este abuso.

“La violencia contra la mujer es un problema de salud pública y una violación a los derechos de la mujer, y el sector de la salud tiene un papel clave en romper ese ciclo de violencia”, afirmó la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne. “Los servicios de salud y el personal sanitario pueden identificar cualquier abuso por anticipado y dar una respuesta de calidad y confidencial, capaz de reducir daños y de ayudar al acceso de los servicios necesarios para una vida libre de violencia. También podemos contribuir a la prevención con estrategias de educación para la salud durante el ciclo de vida que promuevan la igualdad de género, respetando las necesidades diferenciadas de mujeres y hombres,” añadió.

Un informe de enero 2013, publicado por la OPS/OMS en colaboración con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), muestra que en 12 países de América Latina y el Caribe, entre el 17% y 53% de las mujeres entrevistadas reportaron haber sufrido violencia física o sexual por parte de sus parejas. En siete de esos países, al menos una de cada cuatro reportó haber sufrido este tipo de violencia.

Además de identificar a las mujeres con riesgo de sufrir violencia, los servicios de salud deben proveer atención de emergencia en estos casos y ayudar a que las mujeres y niñas tengan acceso a servicios de ayuda y protección, en colaboración con otros sectores, como por ejemplo el judicial. Mejorar la calidad de los servicios de salud sexual y reproductiva también contribuye a detectar posibles víctimas de violencia, asesorándolas en temas relacionados con la prevención del VIH y la planificación familiar, entre otros puntos.

La OPS/OMS sigue comprometida con la campaña del Secretario General de las Naciones Unidas “Únete  para Poner Fin a la Violencia contra la Mujer”, impulsando acciones que fortalecen la base de la evidencia sobre la violencia contra la mujer, niños y niñas, promoviendo la prevención primaria, y mejorando la respuesta del sector de la salud a las sobrevivientes. La OPS/OMS también impulsa una política de igualdad de género y su plan de acción en todas las políticas de salud.

El Cooperación Española con la OPS ha apoyado diversas actividades a nivel regional para abolir la violencia contra la mujer. Ha apoyado esfuerzos específicos en Bolivia, Brasil, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, República Dominicana. Estas actuaciones están coordinadas por el Área de Desarrollo Sostenible y Salud Ambiental de la Organización Panamericana de la Salud a través de su programa de Violencia Intra-Familiar.

Enlaces

 

Otras fuentes:

 

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!