Prevención y el manejo integrado de enfermedades crónicas

enfermedadescardiovasculares

Las enfermedades crónicas (cardiovasculares, respiratorias crónicas, cáncer y diabetes) y sus factores de riesgo (hipertensión, inactividad física, obesidad, consumo de tabaco y dietas no saludables) causan el 60-70% de todas las muertes, el 44% de las muertes prematuras, un alto porcentaje de discapacidades y la mayoría de los costes evitables en salud a nivel mundial. Representan una fuente importante de perdida de productividad y tienen un impacto catastrófico en la economía de las familias, las comunidades, los gobiernos y la sociedad en general. Además son enfermedades que contribuyen a incrementar las inequidades en salud porque afectan sobre todo a los pobres, el 80% de las muertes se producen en países de bajos y medianos ingresos.

En nuestra Región, se produjeron 3,2 millones de fallecimientos por enfermedades crónicas de los cuales el 51% se debió a enfermedades cardiovasculares. Casi 600.00 personas murieron antes de los 60 años. Además la carga de los factores de riesgo es cada día mayor, se calcula que en la población adulta hay 149 millones de fumadores, más de la mitad no consume los niveles de frutas y vegetales recomendados y un porcentaje similar tiene bajos niveles de actividad física. La hipertensión afecta al 14-35% de la población, la diabetes al 6-13% y el número de personas obesas que, en 2005 ascendía a 176 millones está aumentando rápidamente y podría llegar a 289 millones en 2015.

Ante la gravedad de los datos y sabiendo que las enfermedades crónicas se pueden prevenir y posponer, el Consejo Directivo de OPS aprobó en 2006 la ¨Estrategia Regional y Plan de Acción para un Enfoque Integrado sobre la Prevención y el Control de las Enfermedades Crónicas, incluyendo el Régimen alimentario, la actividad Física y la Salud¨. En 2010, la misma instancia examinó los progresos en la ejecución la Estrategia e instó a los Estados Miembros a seguir trabajando en su implementación. En este contexto, a lo largo de 2010 se han realizado numerosas actividades auspiciadas por OPS y con fondos de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI) cuya finalidad ha sido fortalecer la acción intersectorial para la prevención y el manejo integrado de las enfermedades crónicas.

En marzo se celebró una reunión en Panamá con el objetivo principal de conformar la Comisión Técnica de Enfermedades Crónicas y Cáncer (CTCC) de Centroamérica y República Dominicana e introducir el Foro de Aliados para aprovechar las numerosas oportunidades de colaboración entre instituciones con distintos tipos de actividad, en la prevención y control de las ECNT.

En Trinidad y Tobago se organizó una reunión para analizar los avances en el proyecto del Observatorio de Políticas de CARMEN, así como los preparativos para la Reunión de Alto Nivel de Naciones Unidas sobre Enfermedades Crónicas. Se discutieron las expectativas y posibles contribuciones de los gobiernos de la Región, las organizaciones internacionales y las ONG a este importante acontecimiento político.

Además, como parte de la Escuela CARMEN y en colaboración con el Departamento de Epidemiología y Salud Pública de la Escuela Miller de Medicina de la Universidad de Miami, se ha impartido un curso sobre la Atención de las Enfermedades Crónicas Basada en la Evidencia. Este curso integra la perspectiva de la Organización Mundial de la Salud en aspectos de salud pública de las enfermedades crónicas en países de bajos y medianos recursos, particularmente en la región de las Américas. Su contenido incluye información sobre el modelo de atención a las enfermedades crónicas y una revisión de las evidencias más avanzadas y mejores prácticas para el manejo de estas enfermedades.

Por otro lado, se está llevando a cabo un estudio multicéntrico con el fin de determinar el perfil de los ácidos grasos contenidos en los alimentos preenvasados habitualmente consumidos en ciudades de Latinoamerica. Se pretende que los resultados del estudio sirvan para reforzar las medidas tomadas por muchos gobiernos de la Región para eliminar las grasas trans de producción industrial y sustituirlas por ácidos grasos insaturados de configuración cis, como una estrategia de promoción de la salud y respaldo a la Estrategia Mundial sobre Régimen Alimentario, Actividad Física y Salud, de la Organización Mundial de la Salud. El proyecto comenzó en agosto de 2010 y tendrá una duración de nueve meses. En él participan ocho ciudades: Buenos Aires, Río de Janeiro, Santiago de Chile, Bogotá, Ciudad de México, Ciudad Guatemala, San José de Costa Rica y Kingston.

Por último, hay que destacar la elaboración del Plan de Acción para la Prevención y Control de las Enfermedades Cardiovasculares que se presentará para su aprobación al Consejo Directivo en septiembre de este año. El propósito del Plan es contribuir a la completa implementación de la Estrategia Regional y conseguir que los Estados Miembros prioricen las acciones de prevención y control de las enfermedades cardiovasculares en sus planes nacionales de salud. La meta principal es reducir la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares un 20% por encima de la tendencia observada en la última década, mediante medidas dirigidas a la prevención a nivel poblacional, el control integrado de riesgos y enfermedades y la organización de los servicios de salud. Para elaborar el Plan se ha seguido un proceso de consultas con la participación de grupos de expertos, relevantes instituciones profesionales, académicas y de la sociedad civil, Ministerios de Salud de la Región y asesores de OPS de diferentes áreas técnicas.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!