Alerta Epidemiológica: Dengue

La Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) recomienda a los Estados Miembros (especialmente los ubicados en Centroamérica y el Caribe), que durante el segundo semestre de 2012 podrían tener un mayor riesgo de ocurrencia de brotes de dengue a que inicien sus preparativos e implementen sus mecanismos de respuesta integrada, a fin de evitar muertes por esta enfermedad.

El dengue y dengue grave continúan siendo un problema de salud pública en la región de las Américas. A pesar de los esfuerzos realizados por parte de los Estados Miembros para contener y mitigar el impacto de las epidemias, durante los dos últimos años, el número total de casos y muertes ha sobrepasado los datos históricos en algunos países de la Región. En efecto, el 2010 fue el año con el registro mas alto de casos de dengue en la historia del continente; con 1,69 millones de casos y 1.185 defunciones.

Durante el 2011 se reportaron un total de 1,04 millones de casos y 719 defunciones por dengue. Durante el año 2012, Bolivia, Colombia, Ecuador y Suriname han notificado la ocurrencia de brotes de dengue. En el caso de Bolivia y Suriname, el aumento de casos se registró desde finales de 2011. Además de los arriba mencionados, otros países de la Región registraron casos de dengue, en áreas de transmisión endémica, aunque el registro de casos no llegó a proporciones epidémicas.

Es importante destacar que durante el 2012, algunos países como Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú fueron afectados por inundaciones en varias partes del país, lo cual constituyeron un desafío adicional para la implementación de las acciones de prevención y control del dengue.

El objetivo de esta alerta es hacer un llamado a los Ministerios de Salud de los Estados Miembros para que aumenten los esfuerzos con acciones integradas con otros sectores y pongan en práctica sus planes de respuesta a brotes; para evitar las pérdidas de vidas humanas y la sobrecarga de los servicios de salud a causa del dengue.

La Organización Panamericana de la Salud / Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) reitera las recomendaciones efectuadas en las Alertas Epidemiológicas del 2011, haciendo énfasis en aquellas dirigidas a reducir la morbilidad y mortalidad, así como el impacto social y económico de las epidemias causadas por el dengue.

Recomendaciones
La OPS/OMS recomienda la implementación de acciones simultáneas en los componentes de atención al paciente, comunicación social, manejo ambiental y/o control del vector. La ejecución de acciones simultáneas en estos tres componentes permitirá lograr un mayor impacto y lograr resultados en menor tiempo.

Para la atención al paciente:
1. Utilizar como referencia las nuevas guías de manejo clínico de casos de dengue, distribuidas en la Región por la OPS/OMS y sobre las cuales se han impartido talleres de capacitación.
2. Reforzar las estrategias de educación sanitaria, para brindar al paciente y a los familiares la información que necesitan para identificar la enfermedad y signos de alarma, a fin de que acudan al servicio de salud más cercano ante la aparición de las primeras señales.
3. Capacitar de manera continua al personal de salud que maneja los casos, tanto a nivel de atención primaria como de los otros niveles de atención, a fin de garantizar la detección temprana, identificación de signos de alarma y el tratamiento adecuado y oportuno.
4. Organizar los servicios de salud a fin de que se puedan derivar de manera inmediata a los servicios de atención hospitalaria o salas de dengue a los casos con signos de alarma, presencia de enfermedades o condiciones concomitantes, o personas viviendo en circunstancias sociales especiales; para que puedan recibir tratamiento oportuno. La organización de la red de atención deberá contemplar la posibilidad de expansión del servicio cuando se incrementen los casos.
5. Abordar el tratamiento del dengue de manera integral, como una única enfermedad que puede presentarse con estados clínicos leve y evolución clínica grave con complicaciones que pueden causar la muerte.

Para el componente de Comunicación Social:
1. Desarrollar, ajustar e implementar los planes de comunicación de riesgo y movilización social, a nivel nacional y local.
2. Realizar acciones de abogacía con decisores políticos y miembros de la sociedad organizada para sensibilizar sobre la problemática y favorecer la coordinación de la respuesta intersectorial.
3. Implementar planes dirigidos a modificar los determinantes sociales del dengue en áreas de riesgo de ocurrencia de dengue.
4. Capacitar al personal de salud en metodologías educativas y de comunicación de riesgo en situación de brote.
5. Organizar un comité interinstitucional e intersectorial que de respuesta integral en caso de una alerta nacional por dengue.

Para el componente de Manejo de Ambiental:
1. Eliminar los criaderos habituales del vector a través de:
a) Ordenamiento ambiental en cada domicilio y en áreas comunes de los barrios y ciudades.
b) Organización de campañas de saneamiento intensivo (eliminación de criaderos) en áreas específicas donde se interrumpió la recolección de basura por largos períodos de tiempo.
c) Aplicación de medidas para el control de criaderos a través de la utilización de métodos físicos, biológicos y químicos; que involucren en forma activa a la comunidad.
2. Responder de manera sostenible a los problemas ambientales que se presentan en cada familia y comunidad utilizando la estrategia de Atención Primaria Ambiental (APA). Esto incluye además, el trabajo sostenido para lograr cambios importantes en la conciencia comunitaria, la participación ciudadana y en las políticas ambientales del estado.

Para mayor información sobre el tratamiento de dengue puede consultar los siguientes enlaces:
• Guías de Atención para enfermos en la región de las Américas
• Guías para el diagnóstico, tratamiento, prevención y control

Este proyecto es una intervención dirigida a mejorar la Gestión e Integración de las acciones de prevención y control de dengue, para dar una respuesta global al problema del dengue no solo desde el sector salud, sino mediante un enfoque multidisciplinario e inter-programático.

En este marco, desde el 2008 la OPS en conjunto con el apoyo financiero de la AECID desarrollan el Proyecto para fortalecer la prevención y control del dengue.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!