Salud de la población joven indígena en América Latina: un panorama general

Hace ya varias décadas irrumpe en el escenario sociopolítico latinoamericano un importante movimiento indígena, que demanda a los Estados nacionales garantías a sus derechos fundamentales. Un aspecto primordial para avanzar en la implementación de esos derechos es la visibilización de las situaciones de inequidad que los afectan, como condición necesaria para diseñar políticas públicas oportunas y pertinentes y establecer sistemas de indicadores para su monitoreo y evaluación.

La visibilización estadística de los pueblos indígenas es una tarea de primer orden en lo que respecta al diseño de políticas públicas inclusivas que permitan superar las profundas brechas de equidad que los afectan, evidenciadas a través de múltiples indicadores de desarrollo social. Así lo han entendido la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y el Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE)-División de Población de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), quienes de manera conjunta —y con el apoyo de otros organismos del sistema de las Naciones Unidas, como el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA)— están realizando esfuerzos sistemáticos por incluir el enfoque étnico en las estadísticas vitales y los registros de salud. Ello, en respuesta a la creciente demanda de información generada por los movimientos indígenas en América Latina.

En este contexto, el CELADE-División de Población de la CEPAL y la OPS, han realizado en los últimos años una prolífera labor que ha permitido avanzar en la sistematización de las experiencias latinoamericanas de medición estadística y caracterización de los pueblos indígenas a nivel regional. También han contribuido al establecimiento de una serie de orientaciones técnicas respecto de la inclusión del enfoque étnico en las fuentes de datos, consensuadas en diversos talleres y reuniones de expertos de carácter regional. A estas iniciativas, enmarcadas en el proyecto Enfoque étnico en las fuentes de datos y estadísticas de salud, se suma la producción de información sobre salud materno-infantil entre los pueblos indígenas y la creación de un sistema informático de registro integral de salud, como una forma de fortalecer modelos interculturales de atención que se implementan en territorios indígenas.

Con la aprobación, en 2008, por parte del Consejo Directivo de la OPS de la Estrategia regional para mejorar la salud de los adolescentes y los jóvenes, surge el desafío de generar información específica sobre este segmento etario. En vista de la diversidad étnica y cultural propia de América Latina, dicha información debe desagregarse necesariamente por condición étnica. Asimismo, el CELADE-División de Población de la CEPAL incluye en su programa de trabajo a los pueblos indígenas como uno de sus temas prioritarios. Entre sus investigaciones recientes ha abordado, entre otros, los asuntos de los jóvenes indígenas en conjunto con la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ).

Con este documento, se pretende avanzar en ese sentido. Para ello, se presentan antecedentes sociodemográficos y socioeconómicos generales, diferenciados entre poblaciones indígenas y no indígenas de 14 países de América Latina, generados a partir de la ronda de censos de 2000. En lo específico, se aportan antecedentes sobre salud reproductiva y salud mental entre los jóvenes indígenas. Por último, se concluye con una serie de recomendaciones generales para el abordaje de la salud de los jóvenes, en las que se consideran sus particularidades étnicas y culturales.

Este documento forma parte de las actividades realizadas en el marco del convenio de colaboración entre la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), a través del Centro Latinoamericano y Caribeño de Demografía (CELADE) – División de Población de la CEPAL, y en el marco del Plan de trabajo 2009-2010 del CELADE-División de Población de la CEPAL y del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Su elaboración contó con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la Agencia Sueca de Cooperación Internacional para el Desarrollo (ASDI) y el Organismo Noruego de Cooperación para el Desarrollo (NORAD) y estuvo a cargo de Malva-marina Pedrero, consultora de la OPS y la CEPAL y Ana María Oyarce, funcionaria del CELADE-División de Población de la CEPAL. Los procesamientos estadísticos estuvieron a cargo de Concepción Valdés, consultora de la OPS, quien contó con el apoyo de Bruno Ribotta, consultor del CELADE-División de Población de la CEPAL. La coordinación técnica estuvo a cargo de Matilde Maddaleno y Alejandro Giusti, de la OPS, y Fabiana Del Popolo, del CELADE-División de Población de la CEPAL.

Documento en formato PDF

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!