Reducir la mortalidad Materna en la región

Según datos de Indicadores Básicos de Salud de la OPS suministrados por los Ministerios de Salud, en el período 1990 – 2010 se registró un descenso de la Mortalidad Materna. Sin embargo, la velocidad de este descenso es insuficiente para el logro del Objetivo de Desarrollo del Milenio 5 (reducir en un 75% las cifras de mortalidad materna para 2015, tomando como referencia las cifras de 1990).

Según las cifras publicadas en Indicadores Básicos de Salud de 2010, la razón de mortalidad materna en la región es de 88.9 por 100 mil nacidos vivos. Más del 90% de estas muertes maternas ocurren en mujeres sanas y resultan de complicaciones en el embarazo, parto o puerperio, de intervenciones, omisiones, tratamiento incorrecto o de una cadena de acontecimientos originada en cualquiera de las circunstancias mencionadas.

La Historia Clínica constituye la fuente de datos más valiosa con que cuenta el equipo de salud para evaluar los resultados de la atención brindada, identificar problemas prioritarios e implementar soluciones. Para que este propósito se pueda lograr, es indispensable que existan mecanismos que faciliten el almacenamiento y aprovechamiento de la información disponible en la Historia Clínica.

Como respuesta a esta necesidad, se ha desarrollado el Sistema Informático Perinatal (SIP), constituido por la Historia Clínica Perinatal (HCP), el Carné Perinatal (CP) y los Programas para el procesamiento de la información. La primera (HCP) reúne en una sola hoja una serie de datos de consenso universal que aseguran la buena atención de la gestante, sugiriendo lo más importante a investigar o hacer, llamando la atención cuando ocurre algo no esperado. La diagramación de la HCP facilita que los datos sean recabados de forma estandarizada, permitiendo que la información pueda ser almacenada y analizada por los programas del Sistema Informático Perinatal (SIP).

Actualmente, en diferentes estados de progreso, todos los países participantes en esta iniciativa han adoptado y adaptado todos los componentes del SIP y se encuentran en la etapa de implementación a nivel nacional. Mejorar los sistemas de información para el establecimiento de prioridades y reforzar los sistemas de vigilancia de la morbilidad y mortalidad materna son componentes destacados tanto de la Estrategia Regional para la Reducción de esta mortalidad Materna y como de la de Salud Reproductiva. Todo ello, en busca de los objetivos y metas internacionales de desarrollo.

La ejecución de este proyecto está a cargo el Centro Latinoamericano de Perinatología/Salud de la Mujer y Reproductiva CLAP/SMR: Centro Técnico Regional del Área de Salud de la Familia y la Comunidad de la OPS. Para la selección de los países participantes se atendió a la lista de países de habla hispana definidos como prioritarios por la OPS: Bolivia, Honduras y Nicaragua. Finalmente, se añadieron Paraguay y Ecuador como parte de los países de importancia relevante en el contexto de la problemática de la Salud Materna y perinatal.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!