Control de Chagas en el Chaco

dch-chaco-esp

Condiciones epidemiológicas y eco-biológicas diversas han configurado en Bolivia situaciones de alta endemia para la enfermedad de Chagas, que el país y especialmente la comunidad ha venido enfrentando con decisión y constancia. Una muestra de esta voluntad es la incorporación, por parte del país, del control de la enfermedad de Chagas como una de sus metas para el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

El control de Triatoma infestans, el control de la transmisión transfusional y la adecuada atención de los enfermos de Chagas han sido objetivos y metas sobre las cuales Bolivia ha trabajado intensamente, en diferentes períodos y etapas. Mucho se ha hecho y mucho queda por hacer.

El Programa Nacional de Control de la Enfermedad de Chagas ha obtenido durante la gestión y ejecución del Proyecto Chagas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), una radical mejora de los indicadores de infestación y colonización domiciliaria por T. infestans, que pudo ser más amplia y contundente, pero que indefectiblemente cambió y mucho el perfil de la situación.

En este remanente de tarea por realizar destaca la necesidad de dar soluciones a la endemia y transmisión activa aún remanente en el Chaco. El Chaco es un área hiperendémica para Chagas en los tres países que integran esta región biogeográfica (Argentina, Bolivia y Paraguay), y por sus condiciones epidemiológicas, eco-biológicas y socio-económicas, constituye un gran desafío para el control, la prevención y la atención de la enfermedad de Chagas.

Frente este horizonte, el Ministerio de Salud y Deportes de Bolivia—con otros Ministerios, junto a OPS/OMS y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)—formulan esta Estrategia Integral y de APS en el Control de Chagas en el Chaco: Generación del Protocolo y Guía de Intervención en Tres Áreas Piloto.

Esta es una propuesta para el trabajo integral e integrado y dar respuesta eficaz y eficiente a la endemia chagásica en el Chaco, tomando fortalezas de la nación y comunidad boliviana, como su capacidad de trabajo y organización comunitaria.

Se inicia una nueva etapa y con optimismo, Bolivia y la cooperación técnica de OPS/OMS y AECI se ponen a trabajar por la salud de muchos, que así sea…

Dr. Cristián Darras.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!