Depresión Tropical Honduras

desastre1honduras

En el mes de octubre de 2008, una depresión tropical permaneció en Honduras por aproximadamente 15 días produciendo inundaciones en 17 de los 18 departamentos del país. Según las autoridades, sólo en la primera mitad de ese mes las precipitaciones duplicaron la media histórica para todo el mes de octubre.

Este exceso de precipitaciones causó inundaciones en numerosas comunidades, debilitando la estructura de suelos que provocaron deslizamientos en varias partes del territorio nacional, ocasionando daño a líneas vitales y viviendas.

Las inundaciones afectaron seriamente fuentes de agua, líneas de conducción y distribución por tuberías y muchos pozos que son usados para el abastecimiento de agua a las poblaciones afectadas, así como letrinas usadas para la disposición de excretas en las áreas urbano-marginales y rurales del país.

Esta situación mantuvo a un alto porcentaje de la población viviendo en alto riesgo de contraer enfermedades por la incierta calidad del agua.

Los niveles más altos de incidencia durante los primeros días de la crisis fueron localizados en el norte del país, en el Departamento de Cortés / Valle de Sula, debido al desbordamiento del río Ulúa, y en la parte Sur del Departamento de Choluteca, especialmente en el municipio de Marcovia, debido al desbordamiento del río Choluteca.

La Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), reportó que al 25 de octubre de 2008, se habían registrado 33 muertes, 271,179 personas afectadas, 42.234 personas evacuadas, 42.699 personas que buscaron ayuda alojándose en albergues, 472 casas destruidas, 8.487 casas inundadas, 247 carreteras dañadas o destruidas, así como 23 escuelas y la pérdida de cultivos en 72.085 hectáreas, en particular en los departamentos de Comayagua, Ocotepeque y Copán.

A pesar de que no se notificaron brotes, la vigilancia de la salud pública fue un área de mucha preocupación.

Movilización de personal técnico y logístico del equipo regional de respuestas de la OPS, con especialidades en manejo de suministros, coordinación de emergencias y evaluación de daños en salud y agua y saneamiento, que vinieron a reforzar los equipos locales de profesionales de la OPS/OMS en Honduras, acompañando misiones conjuntas de Naciones Unidas y contrapartes nacionales.

También se realizaron evaluaciones de campo, análisis de situación y colaboración a las autoridades nacionales en la respuesta en las zonas norte (Cortes y Yoro), Sur (Choluteca) y Occidente (Copán).

Formulación de propuestas de proyectos para la respuesta en salud y en agua y saneamiento.

Con fondos de AECID, OPS entregó suministros de medicamentos a la Secretaria de Salud. También se financiaron Brigadas Médicas que movilizó la Secretaría de Salud para brindar respuesta en el sector salud.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!