DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER: Un llamado a la acción

Por EU Felipe Cortés Leddy (@FelipefromChile) Enfermero, bloggero y Community Manager en Salud.

Este lunes 4 de febrero se conmemora globalmente el Día Mundial del Cáncer, cuyo lema de este año se titula : “Cáncer – ¿Sabía usted?”.

Considerado como una epidemia global, el cáncer es una de las principales causas de mortalidad en las Américas. Solo en el 2008, causó 1,2 millones de muertes, un 45% de las cuales ocurrieron en América Latina y el Caribe (Fuente: OPS/OMS 2008). En Chile, el cáncer constituye la segunda causa de muerte, después de las enfermedades cardiovasculares, con un 20-25% del total de ellas, siendo el cáncer gástrico en hombres y de mama en mujeres los más prevalentes (Fuente: Ministerio de Salud, Chile 2009),

Cuatro mitos sobre el cáncer.

Al ser una enfermedad absolutamente transversal -afectando a personas de todos los estratos socioeconómicos y grupos de edad- el hecho de mencionar la palabra “cáncer” puede generar por sí misma cierto nivel de ansiedad y preocupación frente a la propia salud y la de nuestros seres queridos -provocando, a menudo, confusión e ideas erróneas- o bien indiferencia frente al tema.

A nivel de OPS/OMS, con el objeto de educar, crear conciencia y motivar la acción de agentes multiplicadores,  el enfoque de la conmemoración de este día se centra en develar cuatro mitos relacionados con el cáncer, los cuales se enumeran a continuación:

Mito 1: El cáncer es solo un problema de salud.

Realidad: No es solo un problema de salud, ya que tiene enormes repercusiones en el ámbito social y económico, en el desarrollo y en los derechos humanos.

Mito 2: El cáncer es una enfermedad de los ricos, las personas mayores y los países desarrollados.

Realidad: El cáncer es una epidemia mundial, que afecta a todas las edades y grupos socioeconómicos, pero la incidencia en los países en desarrollo es desproporcionada.

Mito 3: El cáncer es una sentencia de muerte.

Realidad: En la actualidad se pueden tratar y curar muchos tipos de cáncer que antes eran considerados una sentencia de muerte, y el tratamiento es eficaz para muchas más personas.

Mito 4: El cáncer es mi destino.

Realidad: Un tercio de los tipos de cáncer más comunes pueden prevenirse si se aplican las estrategias correctas.

Desafío: Un llamado a la acción.

A nivel global y local, el Día Mundial del Cáncer constituye una poderosa instancia de reflexión a nivel multisectorial en torno a las estrategias, avances y estudios desarrollados en la materia, tanto a nivel de prevención como en las fases de detección, tratamiento y seguimiento de esta enfermedad, en todas sus variantes.

En este sentido, el llamado a promover un abordaje integral y articulado de toda la sociedad -que incluya a gobiernos, instituciones académicas, organizaciones no gubernamentales, sector privado y pacientes, entre otros- cobra mucha más fuerza en esta fecha.

Desde el punto de vista de la prevención, a través de la implementación de estrategias adecuadas es posible prevenir hasta un 30% de los casos de cáncer, y cada vez son más los pacientes diagnosticados que pueden ser tratados y curados de manera efectiva (Fuente:OPS/OMS). En este aspecto, es sumamente importante que cada uno de nosotros -ciudadanos, agentes de salud, autoridades, empresarios y pacientes- tengamos la certeza de que todo suma, y que cada uno de nosotros puede contribuir en forma efectiva – a través de acciones sencillas de prevención, educación y difusión del tema- a generar y fortalecer grandes alianzas y planes de acción conjuntos, que permitan crear sinergias y aunar esfuerzos sostenidos en el tiempo.

El llamado y el momento de pasar a la acción es ahora. Están todos invitados a hacerse parte.

Judicialización y las Isapres: ¿Deseable o Indeseable?

 

Por José Luis Cárdenas T. @PepoCardenasT , Abogado, LL.M. & Ph.D., Académico de la Facultad de Derecho de la Universidad de Chile. 

Mucho tiempo llevamos escuchando acerca de la creciente judicialización en temas relacionados con la salud, especialmente vinculados con los miles de recursos de protección presentados en contra de las Isapres ante la adecuación de los precios base de los planes de salud o por la aplicación de la tabla de factores de estos mismos.

El término judicialización proviene de “judicializar”, que se define según el Diccionario de la Real Academia Española como “llevar por vía judicial un asunto que podría conducirse por otra vía, generalmente política”. Es decir, esta implica que, quien tiene un determinado conflicto, considera que resolverlo litigando en tribunales, es más eficaz o eficiente que otras alternativas. Ahora, sino existen otras alternativas, sólo debiese llegarse a la solución de litigar, si el costo de no litigar es mayor que el de litigar, asumiendo siempre que el beneficio es sólo una simple probabilidad. Lo anterior, es una mera visión privada del asunto.

Ahora bien, cabe recordar, desde una perspectiva agregada o pública, y tal como indica Steven Shavell, en su artículo de 1999, The Level of Litigation: Private Versus Social Optimality of Suit and Settlement, que la judicialización tiene externalidades negativas y positivas. Las primeras se refieren a que cada vez que se litiga, quien recurre a los tribunales, no internaliza ni asume los costos que le causa al sistema o a otros. Y las otras, las positivas, que cada litigio es un desincentivo a que se generen daños o perjuicios, entre distintas partes, dada la amenaza de demandas.

Desde esta mirada, la regulación del litigio debiese acentuar las externalidades positivas y disminuir las negativas, de lo que se deriva que la judicialización no es per se indeseable o deseable.

Otra posible mirada del problema, la aporta Siri Gloppen, quien en el artículo de 2005, Public Interest Litigation, Social Rights and Social Policy, enfatiza el rol que la judicialización puede jugar en las modificaciones de políticas públicas, al catalizar debates de orden político, pero también reconoce que, por sí sola, esta no es la solución: en la medida que ese “envión” no sea correctamente utilizado en la redefinición de nuevas políticas públicas, con mayor aceptación social y viables en el tiempo, el problema que subyace no será solucionado, y la judicialización será sólo costo social con eventuales ganancias privadas, es decir, sin beneficios sociales evidentes.

Nuevamente, desde esta otra perspectiva, la judicialización no es per se deseable o indeseable, y puede ser útil si es bien encausada en su rol catalizador de cambios.

En relación a los temas vinculados con seguros de salud privados de las Isapres, referidos al comienzo, se podría aventurar que las miles de personas que recurren a los tribunales lo hacen, porque consideran que es una solución más eficaz o eficiente que otras alternativas (no pagan por el abogado y congelan el precio base del plan), versus reclamar directamente a las Isapres, Fonasa o la Superintendencia de Salud. Sin duda que ha generado, por otro lado, costos altos al sistema, monopolizando, en gran medida, a las Cortes de Apelaciones y a la Corte Suprema.

Asimismo, puede que esta ola de recursos de protección hayan desincentivado alzas o mayores alzas de dichos precios base o por aplicación de la tabla de factores de los planes de salud, lo que podría interpretarse como una ganancia de bienestar para todos los afiliados. Ahora, eventualmente, dichos planes que no pueden ser subidos por orden judicial, puede que sean compensados, desde la perspectiva de la Isapre, con las alzas de los planes que soportan los afiliados que no recurren a los tribunales, con lo que la ganancia neta de bienestar de todos los afiliados podría diluirse o no ser tan clara.

Finalmente, nadie puede dudar, que estos miles de recursos han catalizado una discusión pública sobre la necesidad de revisar el sistema de Isapres. Poco claro es hasta el momento, eso sí, si la dinámica política, ha llevado o va a llevar a una solución del problema que subyace, que sea socialmente aceptable y financieramente posible en el largo plazo.

De todo lo anterior, se podría concluir que la evaluación respecto de este proceso de judicialización que, como dijimos no es per se deseable o indeseable, va a depender del resultado que se pueda lograr no sólo para el afiliado que concurrió a los tribunales, sino, especialmente, de las externalidades que este proceso genere y los beneficios sociales que las eventuales modificaciones al sistema de Isapres pudiesen producir. Es decir, es una pregunta todavía abierta.

Pacientes en Riesgo: Medicamentos sin Calidad en Africa

Por Rubén Gennaro, @rgenneroriganti Médico con formación en medicina prehospitalaria, Master en Business Administration (UC) y Master en Salud Publica del Imperial College of London. Actualmente se desempeña como Gerente de Acceso para TEVA Pharmaceuticals en Chile y Médico Regulador del SAMU Metropolitano. 

Un reporte publicado con el apoyo del Pulitzer Center on Crisis Reporting durante el mes pasado nos alerto de una situación sobre la cual se tiene la sensación que existe pero que muchas veces las autoridades prefieren no ver. Esta es la comercialización de medicamentos falsificados, a través de contrabando, muchos de los cuales no tienen ni siquiera el principio activo.

De acuerdo a la publicación, uno de los principales medicamentos afectados por este flagelo son las drogas que componen el tratamiento de la Malaria, enfermedad que representa una de las principales pérdidas de años de vida y aumento de carga de enfermedad en este continente. De hecho, de acuerdo a otros estudios, un tercio de los medicamentos que combaten la malaria en Tanzania y Uganda tendrían características sub estándares o derechamente falsos.

Las principales razones aquí expuestas tienen que ver la dificultad del control de fronteras entre los países africanos y también el rol de los principales países productores de medicamentos tanto terminados como de principios activos, entre ellos los gigantes China e India.

Paralelamente, debiéramos sumar las deficiencias del control regulatorio e industrial en los países productores, tanto en materia de producción como de exportaciones. Sin embargo, personalmente pienso que una de las razones que afectan con mayor fuerza esta situación tiene que ver con la falta de solidez de los sistemas de salud en los países africanos.

Sobre este ultimo punto, no sólo es la falta de agencias regulatorias adecuadas el problema. El punto es que sí está existiera, su utilidad sería débil ante la ausencia de mecanismos y redes de control en las diferentes estructuras que componen el sistema sanitario. Me refiero a una entidad rectora y política de medicamentos, un ente de referencia en términos de calidad, mecanismos de acceso a través precio y reembolso, redes adecuadas de distribución y por supuesto, una red prestadora que ejerza control y administración, además de farmacovigilancia, de los medicamentos seleccionados y distribuidos.

Lamentablemente, inescrupolosos se aprovechan de estas ventajas, en un negocio que se cifra en £46 billones anuales, con las consecuencias que podemos imaginar en la salud de la gente.

Declaración de Panamá de la Red Latinoamericana de Jóvenes Positivos

Primer Encuentro Regional de la Red Latinoamericana de Jóvenes Positivos

Inspiradas e inspirados por la necesidad de que se fortalezca la respuesta a nuestras necesidades específicas como jóvenes con VIH, nos hemos reunido en la Ciudad de Panamá entre el 11 y el 14 de diciembre del 2012 en el Primer Encuentro Regional de la Red Latinoamericana de Jóvenes Positivos, para analizar nuestras necesidades, constituir nuestro gobierno y elaborar nuestro plan estratégico de acción 2012-2015.

Somos un grupo de jóvenes positivos latinoamericanos y del Caribe hispano que buscamos transformar de manera creativa e innovadora nuestro ambiente, partiendo del reconocimiento de la equidad de género y el respeto a la diversidad. Nuestra misión es promover la participación de la juventud con VIH en espacios de toma de decisiones para garantizar la plena realización de los derechos humanos, sexuales y reproductivos; erradicar el estigma y la discriminación vinculada al VIH y bregar por el acceso a servicios de atención integrales de calidad que respondan a nuestras necesidades específicas.

Nuestros objetivos estratégicos son:

  • Promover y fortalecer el involucramiento activo de los y las jóvenes positivos de Latinoamérica y el Caribe, a través de procesos de empoderamiento y capacitación, con el propósito de garantizar su participación significativa en diferentes espacios de toma de decisiones.
  • Garantizar la plena realización de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de los y las jóvenes con VIH de Latinoamérica y el Caribe, a través de la promoción de políticas públicas nacionales encaminadas a disminuir el estigma y la discriminación para garantizar igualdad de oportunidades de trabajo, educación y salud.
  • Contribuir a mejorar la calidad de vida de los y las jóvenes positivos de Latinoamérica y el Caribe a través del acceso a servicios de salud integrales.

Nuestro gobierno está conformado por una Asamblea y una Junta Directiva.

Nuestra Asamblea fue integrada por representantes de 17 países: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, El Salvador, Ecuador, Estados Unidos, Honduras, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Republica Dominicana, Uruguay y Venezuela.

Esta Asamblea integra un grupo diverso que incluye a mujeres, mujeres transgenero, jóvenes que adquirieron el VIH por transmisión vertical, jóvenes gay y heterosexuales, grupos culturales y étnicos.

Nuestra Junta Directiva esta compuesta por dos referentes, una femenina y otro masculino.

En la primera elección de nuestra Asamblea, celebrada el 13 de diciembre en la Ciudad de Panamá, se han elegido a los que siguen para ocupar los cargos de nuestra Junta:

  • Referente Regional Femenina – Jennifer Hernandez (Colombia)
  • Referente Regional Masculino – Cesar Amaya (Honduras)
  • Coordinador de Administración – Michael Diaz (Chile)
  • Coordinador de Comunicación – Matias Romero (Argentina)
  • Coordinadora de Proyectos – Beatriz Jimenez (El Salvador)
  • Coordinadora de Movilización Comunitaria – Kiara Mariano (Republica Dominicana)

Para hacer nuestra labor contaremos con el apoyo de un grupo técnico asesor.

Hacemos un llamado a todas y todos, las y los jóvenes con VIH de América Latina, el Caribe hispano hablante y latinas y latinos viviendo en Estados Unidos, a contar con nuestro apoyo incondicional para hacer frente unidas y unidos a la epidemia de VIH en nuestros países, respondiendo de manera coordinada, participativa, inclusiva y pertinente con nuestras necesidades específicas. No estamos solas ni solos.

Hacemos un llamado a todos los sectores involucrados en la respuesta al VIH para que garanticen la inclusión y participación activa de los jóvenes en las mesas de toma de decisión, movilización y gestión de recursos, formulación e implementación de políticas públicas, y en fomentar los espacios necesarios para que nosotros seamos los protagonistas de la respuesta en VIH, de nuestro desarrollo y en la transformación del mundo hacia un futuro más justo, digno y sano.

Hacemos un llamado a todos los sectores involucrados en la respuesta al VIH y al desarrollo de los jóvenes, a impulsar la respuesta a la epidemia en jóvenes desde los enfoques de los Derechos Humanos, Género, Multiculturalidad y las determinantes estructurales de la salud.

El VIH no es solamente una cuestión de salud, es una cuestión de justicia social.

Exhortamos a las estructuras de gobierno nacionales a garantizar la protección de las inversiones para la salud, el VIH y el desarrollo de la juventud. Nuestra salud y desarrollo es nuestro derecho, y no un privilegio que tenga que depender de los intereses individuales y partidarios en las estructuras legislativas locales.

Recomendamos a la cooperación internacional a transversalizar los derechos de las y los jóvenes, especialmente con VIH, en todas las agendas de desarrollo, espacios de toma de decisión, movilización de recursos y análisis de necesidades en el marco de las consultas de la agenda post 2015, y a garantizar la inclusión y permanencia de los jóvenes entre sus recursos humanos para que seamos los protagonistas de nuestro propio desarrollo.

Invitamos a los movimientos sociales del mundo, a solidarizarse con la causa de las y los jóvenes con VIH, y a unir esfuerzos para garantizar nuestro empoderamiento en abogacía, incidencia política, planificación, y movilización de recursos técnicos y económicos.

¡JÓVENES POSITIVOS DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE, UNIDOS EN ACCIÓN TRANSFORMANDO REALIDADES!

¿Cómo frenar la obesidad? Las leyes no bastan

 

Por Karina Arancibia Andaur, periodista @comemasymejor
http://comemascomemejor.blogspot.com
http://www.facebook.com/ComeMasComeMejor?ref=hl

Trabajo en el Congreso Nacional en Valparaíso, y he sido testigo privilegiada de la tramitación de diversas leyes. Puertas adentro soy bloguera de temas nutricionales. Por eso desde que comenzó la discusión del proyecto de Ley sobre Composición Nutricional de los Alimentos y su Publicidad seguí con entusiasmo sus avances y retrocesos.

En julio de este año por fin se aprobó el proyecto dando lugar a la Ley Nº 20.606 -conocida como Ley Súper 8, por la conocida golosina- que básicamente prohíbe la venta de productos industrializados (alimentos y bebestibles) altos en sal, grasa y azúcar en establecimientos educacionales. El tema es que para saber aquello que es saludable, es necesario contar con un criterio que deberá estar contemplado en un Reglamento que materialice la Ley, y que deberá estar operativo a más tardar en julio de 2013.

Durante estos meses el tema ha desaparecido de la agenda pública a la espera que el Ministerio de Salud (Minsal) de a conocer el citado reglamento que debe contar con la colaboración de todos los organismos involucrados en el tema: consumidores, laboratorios, productoras de alimentos, centros de investigación, etc. Acordar un criterio no es fácil, por ello hasta ahora el Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (Inta) de la Universidad de Chile , y la Liga Ciudadana de los Consumidores entregaron sendas propuestas al Minsal.

Hasta ahora existen varios puntos que generan controversia: cómo se definirá la medida de referencia (el Inta habla de porción y los consumidores de 100 g/100 ml), la necesidad de distinguir entre productos sólidos y líquidos (Inta no hace esa diferencia y los consumidores sí) y fundamentalmente, las cantidades máximas que determinan el límite entre lo saludable y lo nocivo.

La Ley establece que hay que fijar los límites a la cantidad de grasas totales, grasas saturadas, azúcares totales y sodio, y determinar un límite de calorías. El problema es que la normativa no puede operar hasta que el reglamento esté concluido. El Minsal se dio como fecha máxima marzo del 2013 para presentar dicho instrumento, sin embargo, ello despierta sospechas considerando que las etapas de socialización del texto se han visto retrasadas y hasta ahora nadie sabe si el Minsal recogió algunas de las propuestas mencionadas.

Considero una lástima la tardanza de la tramitación de este reglamento. La ley demoró cinco años en ser aprobada, por lo que como sociedad hemos perdido mucho tiempo esperando que una Ley regule una de las situaciones que fomenta la obesidad infantil.

Se dice que Chile es un país legalista porque creemos que todo se arregla con una norma. En este caso creo que sólo en parte podemos frenar la obesidad con leyes. La propia Ley Súper 8 es letra muerta sin el reglamento, y otras iniciativas que casi no se han movido en el Parlamento como aquella que incrementa las horas de educación física en los colegios, otra que introduce el ramo de educación nutricional en los programas escolares o la que limita la publicidad televisiva o multimedial de alimentos no saludables a menores; podrían hacer mucho.

Lo que no requiere de una ley es cambiar los programas del Minsal tendientes a fomentar una vida saludable. Vemos campañas aisladas organizadas por Elige Vivir Sano, que estarán muy bien estructuradas, pero de nada sirven si no se unifican los esfuerzos que distintos organismos están realizando. Universidades, clínicas, hospitales, laboratorios, establecimientos educacionales, productoras de alimentos, consumidores, agricultores y el Estado están buscando formas para reducir la obesidad de la población, sobre todo de los más chicos. Generar una política pública que unifique todos esos esfuerzos parece una tarea urgente que no requiere de años de debate legislativo.

 

No le niegues la teta

Por Alexis Rebolledo Carreño, @el_alexis, Sociólogo, Académico Jefe de la Unidad de Investigación de la Facultad de Educación y Hdes. de la Universidad del Bío-Bío, Chile.

Con sorpresa me he ido enterando que muchas madres buscan alternativas a la lactancia materna para sus bebés. De hecho se estima que más del 60% de las madres abandona la lactancia antes de los 6 meses y que aproximadamente 1,4 millones de niños mueren por falta de leche materna al año. Las razones para la interrupción de la lactancia son variadas, desde las muy atendibles dificultades sanitarias derivadas de cuadros infecciosos, mastitis, etc. hasta las más cuestionables motivaciones estéticas y de disponibilidad de tiempo que algunas reclaman para sí. Sin entrar al juicio valórico de éstos prematuros deseos de interrupción de la lactancia es necesario decir que, para el bebé, esta decisión supone pérdidas significativas de orden alimenticio como emocional. Veamos por qué.

Los resultados obtenidos en recientes estudios proporcionan evidencia clara de que la lactancia materna puede tener una influencia en el desarrollo de habilidades cognitivas en los niños. En promedio, los niños que son amamantados obtienen puntuaciones significativamente más altas en las pruebas de habilidades cognitivas en comparación con los niños que son alimentados con leche de fórmula.

Esto se desprende de análisis publicado en el Estudio Nacional Longitudinal de Salud Adolescente que, entre otras cosas, señala que la duración de la lactancia repercute en el funcionamiento neuropsicológico en la adolescencia y en la edad adulta. En el estudio denominado “Breastfeeding and child cognitive development: new evidence from a large randomized trial” se concluye que la lactancia materna prolongada y exclusiva mejora la capacidad cognitiva de los niños a la edad de 6,5 años. Es un estudio interesante, sobre todo en atención al amplio tamaño de la muestra a la que se le hizo seguimiento hasta esa edad (n= 13.8889), lo que lo erige como el mayor ensayo aleatorizado que se ha realizado en el ámbito de la lactancia humana. En la misma línea investigativa encontré este paper titulado “Breast is best: human milk is the optimal food for brain development” en el que se presentan los resultados de un meta-análisis. La conclusión dada por los autores es clara y simple “la lactancia materna se asoció con puntuaciones significativamente más altas para el desarrollo cognitivo de lo que era la alimentación con fórmula”. Si piensan que una batería de puntuaciones de desarrollo cognitivo no suponen desempeño habilidoso en ámbitos escolares debo comentarles los resultados de este otro estudio denominado “Breastfeeding and educational achievement at age 5” y que examina la relación entre lactancia y desempeño escolar, concluyendo que una mayor duración de la lactancia materna se asocia positivamente con un mejor rendimiento escolar a los 5 años.

Todas estas investigaciones y revisiones coinciden con esta otra, publicada en el Diario de Pediatría y Salud Infantil en septiembre de 2012, y que lleva por nombre “Role of breastfeeding in childhood cognitive development: A propensity score matching analysis” en la que cuyos resultados proporcionan evidencia de que la asociación entre la lactancia materna y el funcionamiento cognitivo es estadísticamente significativa incluso después de controlar una serie de factores de confusión intervinientes.

Ahora bien, los beneficios de la lactancia materna no sólo son en la cognición, pues evidentemente representan un enorme aporte nutricional e inmunológico. Además, en una revisión publicada bajo el título “Breastfeeding and Maternal and Infant Health Outcomes in Developed Countries” realizada sobre 9000 resúmenes se encontró que los antecedentes de lactancia materna se asocian con una reducción en el riesgo de otitis media aguda, gastroenteritis, graves infecciones del tracto respiratorio, dermatitis atópica, asma (niños pequeños), obesidad del tipo 1 y 2, diabetes, leucemia infantil, síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), y enterocolitis necrotizante. En la misma publicación se señala que para las mamás también hay mucho beneficio, pues la lactancia se asoció con una reducción en el riesgo de diabetes tipo 2, de cáncer de mama, y cáncer de ovario. Por el contrario, la interrupción temprana de la lactancia o la ausencia total de ésta se asoció con un mayor riesgo de depresión posparto.

Entonces, ¿cuándo es momento adecuado para amamantar a un bebé? pregunta significativa y que es motivo de legítimas inquietudes maternas, sobre todo para aquellas que han optado por una lactancia exclusiva a libre demanda, lo que por cierto redunda en desgaste físico y mental. Aunque los beneficios de la lactancia son ampliamente reconocidos, las opiniones y recomendaciones se dividen sobre la duración óptima de la lactancia lactancia. En la revisión publicada bajo el título “Optimal duration of exclusive breastfeeding” se señala que los bebés que reciben lactancia materna exclusiva durante seis meses experimentan menos morbilidad por infecciones gastrointestinales que aquellos que son amamantados en forma parcial a partir de tres o cuatro meses, y no se ha demostrado déficit en el crecimiento entre los lactantes de países en desarrollo o desarrollados con lactancia materna exclusiva durante seis meses o más. Por otra parte, las madres de dichos lactantes tienen una amenorrea de la lactancia más prolongada.Con base en los resultados de este examen, la Asamblea Mundial de la Salud adoptó una resolución para recomendar la lactancia materna exclusiva durante 6 meses a sus países miembros.
Finalmente, y como consecuencia del acto mismo del amamantamiento, derivan una serie de otros beneficios propios del apego tanto para el bebé como para la madre. Ya les mencionaba de la reducción del riesgo de cáncer de mama, debo agregar que gracias a la lactancia tienen lugar una serie de cambios en la madre que quizás no sospechabas. En este paper “Breastfeeding, brain activation to own infant cry, and maternal sensitivity” se observó que las madres mostraron mayores activaciones en la circunvolución frontal superior del cerebro, el cuerpo estriado y la amígdala mientras escucha el llanto de su propio bebé en comparación con las madres que dan leche de fórmula, en cuyo caso esta activación no tiene lugar. Esta activación se asocia con una mayor sensibilidad materna después del parto.

Vale decir, que los vínculos entre la lactancia materna y la mayor respuesta a las señales del lactante en las regiones cerebrales están implicadas en la unión madre-hijo y la empatía durante el postparto temprano. Se produce un mayor y mejor “apego”. De hecho, a mayor apego mejor capacidad emocional futura de los bebés.

Termino haciendo un breve comentario. No he querido con este post instalarme desde una cómoda posición de género a dictar cátedra de lo que una mujer debe hacer o no con su cuerpo (ya me han insinuado críticas respecto de carencia de autoridad para pronunciarme sobre el tema por el hecho de no tener tetas), sino que  he querido exponer la evidencia acumulada sobre los beneficios de la lactancia materna tanto para los bebés como para las madres. Es evidente el aporte nutricional, congnitivo y socioafectivo que supone este acto, y me ha parecido necesario destacarlo frente a tendencias que, aun cuando pudieran ser (discutiblemente) legítimas, ponen el beneficio personal por sobre el del bebé en la definición de continuidad o suspensión de la lactancia.

Carta abierta a la Sociedad Chilena: Aborto legal y seguro, deuda de justicia, libertad y ciudadanía de las mujeres

Reproducimos la Carta Abierta de la Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, Punto Focal en el marco de la Campaña 28 de Septiembre Por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe.
Contactos: María Isabel Matamala, Josefina Hurtado
eMail: porlalibertaddedecidir@gmail.com

La libertad de decidir y el acceso garantizado al aborto legal y seguro es una condición imprescindible de la ciudadanía de las mujeres, en tanto alude a su autonomía corporal, sexual y reproductiva. Esta es una materia pendiente del Estado chileno, que se ha negado a debatirla en su institucionalidad parlamentaria.

Por siglos, la sexualidad y la reproducción han sido los ejes sobre los que se ha construido el control y la subordinación social de las mujeres, asignándoles la maternidad como su función primaria, mientras que el ejercicio de su sexualidad sigue indisolublemente ligado al mandato impuesto por las normas del sistema sexo-género, las religiones y las instituciones. Las mujeres chilenas hemos luchado históricamente por el reconocimiento de nuestra condición de ciudadanas plenas, con derecho a decidir en libertad sobre nuestros cuerpos y sobre los aspectos fundamentales para el desarrollo de nuestras vidas. Una democracia que se precie de tal no puede permitir leyes que regulen que las mujeres vivan sometidas a las decisiones de otros. En este marco, el acceso al aborto seguro y legal es imprescindible para la realización de nuestros derechos humanos. Toda mujer puede verse enfrentada a la decisión de abortar y las leyes punitivas no evitan los abortos, sino que fomentan las prácticas clandestinas y peligrosas. Colocan así en riesgo la vida y la salud de las mujeres más pobres y las jóvenes, lo que refuerza desigualdades de género y clase. Despenalizar el aborto significa respetar los principios de libertad y autonomía y garantizar el derecho de las mujeres a decidir, basándose en sus propias convicciones, deseos, creencias y circunstancias.

La penalización del aborto transgrede los estándares mínimos de justicia social y equidad, y los compromisos que el Estado chileno ha asumido en conferencias mundiales y frente al sistema internacional de derechos humanos, en especial la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación a la Mujer (CEDAW), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

Los comités de vigilancia de estos instrumentos internacionales de derechos humanos ratificados por nuestro país, han señalado en reiteradas ocasiones al Estado chileno la necesidad de modificar la legislación que penaliza el aborto en toda circunstancia. Pero este ha rechazado las recomendaciones, demostrando su negligencia con la vida y titularidad de derechos de las mujeres, atropellando su libertad de decisión, lesionando su dignidad humana e interviniendo arbitrariamente su proyecto de vida. El Parlamento ha sido cómplice directo de esta situación, ya que desde los años 90 se ha negado a debatir un problema que compromete la vida, libertad y ciudadanía de la mitad de la población chilena.

La Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, este 28 de Septiembre, Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe, hace un llamado urgente a la sociedad chilena toda, a los diversos movimientos sociales, a los partidos políticos y a la academia para que, recuperando el carácter laico del Estado chileno, ampliemos la democracia, la justicia sexual y económica para las mujeres y construyamos una mayoría que exija el debate y la aprobación de una ley de aborto legal y seguro.

Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, Punto Focal

Campaña 28 de Septiembre Por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe

Plan Global de Acción en Salud Mental 2013-2020 “borrador cero”

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado que el Plan Global de Acción en Salud Mental 2013-2020 “borrador cero” está listo para ser examinado.

La OMS invita a los Estados Miembros, a las agencias de las Naciones Unidas, las organizaciones gubernamentales, las organizaciones no gubernamentales, las asociaciones profesionales y los proveedores de servicio a que formulen observaciones sobre este “borrador cero” desde ahora y hasta el 19 de octubre de 2012.

OPS/OMS en Chile los invita a participar de este proceso enviándonos sus comentarios en este post.

Puedes leer el documento en este enlace:

Plan Global de Acción en Salud Mental 2013-2020 “borrador cero”

Invierno y Vigilancia Epidemiológica: Una dupla ganadora

Por María Paz Bertoglia (@pinabertoglia) Consultora OPS/OMS Chile

Todos los inviernos se produce el temido aumento de casos de consultas por enfermedades respiratorias, especialmente en la población de alto riesgo (menores de 5 años y mayores de 65 años), poniendo a prueba las capacidades de los sistemas sanitarios y las habilidades de gestión de los distintos niveles asistenciales.

La información oficial que se le entrega a la población es parte de una campaña comunicacional emitida por el Ministerio de Salud de Chile (Campaña de Invierno), que en el año 2012 se concentró en 4 medidas(1):
– Frecuente lavado de manos.
– Mantener ventiladas casas y oficinas.
– Usar pañuelos desechables y botarlos de inmediato.
– Usar el antebrazo para cubrir cara y nariz al momento de estornudar o toser.

Al mismo tiempo que a la población se le entrega información, se le solicita información vital. Aunque no sea de forma activa, la población entrega información valiosa para los sistemas sanitarios, en forma de datos que alimentan la vigilancia epidemiológica de un país.

La Vigilancia Epidemiológica se define como “La recolección sistemática, continua, oportuna y confiable de información relevante y necesaria sobre algunas condiciones de salud de la población. El análisis e interpretación de los datos debe proporcionar bases para la toma de decisiones, y al mismo tiempo ser utilizada para su difusión”(2).

En otras palabras, es el seguimiento y recolección ordenada, análisis e interpretación de datos, sobre eventos de salud o condiciones relacionadas, para ser utilizados por la planificación, implementación y evaluación de programas de salud pública, incluyendo como elementos básicos la diseminación de dicha información a los que necesitan conocerla, para lograr una acción de prevención y control mas efectiva y dinámica en los diferentes niveles.

Las patologías incluidas en los sistemas de vigilancia son aquellas que se consideran prioritarias, tanto desde la perspectiva de la vigilancia nacional como internacional. Para construir el listado, se toman en cuenta los siguientes criterios: las repercusiones de la enfermedad en cuanto a morbilidad o mortalidad, su potencial epidémico, si corresponde a una meta específica de un programa de control y, si el conocimiento de ésta, conducirá a una acción significativa de salud pública(3).

La vigilancia epidemiológica es “Información para la acción”, es decir, no sólo busca obtener información que le permita comprender el comportamiento de un determinado evento o fenómeno, sino también persigue adoptar medidas que puedan conducir a una prevención o a un bloqueo en la extensión del problema, al distinguir cuáles son los principales agentes que atacan a nuestra población, y poder dar respuesta a las necesidades sanitarias de forma oportuna(4).

Vigilancia de Virus Respiratorios

Los virus respiratorios que se encuentran bajo vigilancia son:

1. Influenza A y B (Tipo y subtipo circulante).
2. Virus Respiratorio Sincicial.
3. Adenovirus.
4. Parainfluenza.
5. Metaneumovirus.

La vigilancia permite entender si el fenómeno escapa a una dinámica epidemiológica habitual, como ocurrió durante la pandemia de influenza A(H1N1) en el año 2009. De forma más actual, durante el presente invierno nos hemos enfrentado a un alza inusual de casos de Virus Respiratorio Sincicial (VRS), el más alto en los últimos 6 años en los pacientes menores de un año, mientras que hasta la semana epidemiológica 27 del año 2012, el 79% de los casos de influenza han sido subtipificados por el ISP como Influenza A(H3N2), un 8% como Influenza B, sólo un 1% como Influenza A(H1N1)pdm09, y un 12% sin subtipificación(5).

Se analiza la circulación y comportamiento viral (actividad, temporalidad, co-circulación). Se predice y proyecta el comportamiento de los virus dependiendo de las experiencias previas, mediante el cálculo de canales endémicos para definir valores esperados.

Como parte de las estrategias de protección de la población se encuentra la Campaña de Inmunización contra la Influenza, donde cada año se analiza la circulación viral para que los virus que incluye la vacuna coincidan con los que tienen más probabilidades de causar cuadros de influenza. Durante el año 2012 la vacuna proporciona protección contra la influenza pandémica A/H1N1, A/H3N2 e Influenza B. Es muy relevante señalar que la vacuna no protege contra cuadros causados por otros virus.

Por último, es importante destacar que los esfuerzos deben dirigirse hacia una vigilancia epidemiológica integrada entre salud, agricultura y medio ambiente, fortaleciendo las alianzas entre las instituciones y la cooperación técnica, prueba de esto fue la realización de la Reunión Interamericana, a nivel ministerial, en salud y agricultura, bajo el lema “Agricultura – Salud – Medio Ambiente: sumando esfuerzos por el bienestar de las Américas”, que se realizó en Chile a fines de Julio(6).

Referencias Bibliográficas
1. Ministerio de Salud. Campaña de Invierno. 2012. http://www.minsal.gob.cl/portal/url/page/minsalcl/g_campanas_sanitarias/campana_plan_inv_2012.html
2. Concha-Eastman A, Villaveces A. Guía para el diseño, implementación y evaluación de los sistemas de vigilancia epidemiológica de lesiones. División de Prevención y Control de Enfermedades OPS. Febrero 2001.
3. Ministerio de Salud. Recopilación de normativas y circulares de Enfermedades Transmisibles de Declaración Obligatoria. Departamento de Epidemiología. Marzo 2011.
4. OPS/OMS/Fundación Kellogg. Manual de vigilancia epidemiológica. 1996.
5. Instituto de Salud Pública. Informe de circulación de virus Respiratorios. Semana Epidemiológica 27. 2012.
6. RIMSA 16. http://ww2.panaftosa.org.br/rimsa16/

 

31 de mayo, día Mundial sin fumar

Por Javier Cruz B., Encargado Oficina de Tabaco. División de Políticas Públicas Saludables y Promoción. Subsecretaría de Salud Pública. Ministerio de Salud

Hoy se celebra en todo el mundo el Día Mundial Sin Fumar, y en el caso particular de Chile, esta celebración cobra más sentido que nunca, pues está en proceso de discusión en el parlamento las nuevas modificaciones a la ley 19.419 de tabaco.

El proyecto de ley que ha impulsado el Presidente y el Ministro de Salud ha logrado aunar la mirada de diversos actores de la política nacional y, como pocas veces, unir a senadores y diputados de gobierno y oposición. La base de este ideal se busca fortalecer el derecho de los individuos a vivir en entornos saludables y 100% libres de humo de tabaco. Entre las principales modificaciones se encuentra el fomento de acciones de promoción y prevención de salud, la incorporación real de prevención de consumo de tabaco en mallas curriculares de educación, la protección de la salud de los chilenos a través de la prohibición de fumar en espacios cerrados de acceso a público y la protección de nuestros niños a través del aumento de sanciones a quienes venden o proveen de tabaco a menores de edad.

En este momento, todos nosotros estamos llamados a trabajar desde nuestra esfera de posibilidades, por la aprobación de este proyecto, ya que el tabaquismo es uno de los principales problemas de salud pública en el país, más del 50% de los niños de Chile egresan de IV° medio fumando y el consumo de tabaco en mujeres ha aumentado desde el 2003, haciéndonos poseedores del no deseable record de ser el país más consumidor de América.

Desde el Ministerio de Salud, la Oficina de tabaco tiene la misión de desarrollar políticas, programas, actividades y campañas que permitan desarrollar ambientes 100% libres de humo de tabaco y proteger a aquellos grupos más vulnerables. Para este trabajo necesitamos la ayuda de todos y cada uno de ustedes, pues se debe luchar contra una costumbre que está arraigada en lo más profundo de los chilenos y contra un hábito que lamentablemente, por años de publicidad y dependencia, no se observa como perjudicial para la salud y para el desarrollo de una vida saludable.

En este día, un saludo a todos y un agradecimiento a quienes desde lo público y privado, casa y oficina, fomentan un estilo de vida sano.

Mis sinceros saludos