No le niegues la teta

Por Alexis Rebolledo Carreño, @el_alexis, Sociólogo, Académico Jefe de la Unidad de Investigación de la Facultad de Educación y Hdes. de la Universidad del Bío-Bío, Chile.

Con sorpresa me he ido enterando que muchas madres buscan alternativas a la lactancia materna para sus bebés. De hecho se estima que más del 60% de las madres abandona la lactancia antes de los 6 meses y que aproximadamente 1,4 millones de niños mueren por falta de leche materna al año. Las razones para la interrupción de la lactancia son variadas, desde las muy atendibles dificultades sanitarias derivadas de cuadros infecciosos, mastitis, etc. hasta las más cuestionables motivaciones estéticas y de disponibilidad de tiempo que algunas reclaman para sí. Sin entrar al juicio valórico de éstos prematuros deseos de interrupción de la lactancia es necesario decir que, para el bebé, esta decisión supone pérdidas significativas de orden alimenticio como emocional. Veamos por qué.

Los resultados obtenidos en recientes estudios proporcionan evidencia clara de que la lactancia materna puede tener una influencia en el desarrollo de habilidades cognitivas en los niños. En promedio, los niños que son amamantados obtienen puntuaciones significativamente más altas en las pruebas de habilidades cognitivas en comparación con los niños que son alimentados con leche de fórmula.

Esto se desprende de análisis publicado en el Estudio Nacional Longitudinal de Salud Adolescente que, entre otras cosas, señala que la duración de la lactancia repercute en el funcionamiento neuropsicológico en la adolescencia y en la edad adulta. En el estudio denominado “Breastfeeding and child cognitive development: new evidence from a large randomized trial” se concluye que la lactancia materna prolongada y exclusiva mejora la capacidad cognitiva de los niños a la edad de 6,5 años. Es un estudio interesante, sobre todo en atención al amplio tamaño de la muestra a la que se le hizo seguimiento hasta esa edad (n= 13.8889), lo que lo erige como el mayor ensayo aleatorizado que se ha realizado en el ámbito de la lactancia humana. En la misma línea investigativa encontré este paper titulado “Breast is best: human milk is the optimal food for brain development” en el que se presentan los resultados de un meta-análisis. La conclusión dada por los autores es clara y simple “la lactancia materna se asoció con puntuaciones significativamente más altas para el desarrollo cognitivo de lo que era la alimentación con fórmula”. Si piensan que una batería de puntuaciones de desarrollo cognitivo no suponen desempeño habilidoso en ámbitos escolares debo comentarles los resultados de este otro estudio denominado “Breastfeeding and educational achievement at age 5” y que examina la relación entre lactancia y desempeño escolar, concluyendo que una mayor duración de la lactancia materna se asocia positivamente con un mejor rendimiento escolar a los 5 años.

Todas estas investigaciones y revisiones coinciden con esta otra, publicada en el Diario de Pediatría y Salud Infantil en septiembre de 2012, y que lleva por nombre “Role of breastfeeding in childhood cognitive development: A propensity score matching analysis” en la que cuyos resultados proporcionan evidencia de que la asociación entre la lactancia materna y el funcionamiento cognitivo es estadísticamente significativa incluso después de controlar una serie de factores de confusión intervinientes.

Ahora bien, los beneficios de la lactancia materna no sólo son en la cognición, pues evidentemente representan un enorme aporte nutricional e inmunológico. Además, en una revisión publicada bajo el título “Breastfeeding and Maternal and Infant Health Outcomes in Developed Countries” realizada sobre 9000 resúmenes se encontró que los antecedentes de lactancia materna se asocian con una reducción en el riesgo de otitis media aguda, gastroenteritis, graves infecciones del tracto respiratorio, dermatitis atópica, asma (niños pequeños), obesidad del tipo 1 y 2, diabetes, leucemia infantil, síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL), y enterocolitis necrotizante. En la misma publicación se señala que para las mamás también hay mucho beneficio, pues la lactancia se asoció con una reducción en el riesgo de diabetes tipo 2, de cáncer de mama, y cáncer de ovario. Por el contrario, la interrupción temprana de la lactancia o la ausencia total de ésta se asoció con un mayor riesgo de depresión posparto.

Entonces, ¿cuándo es momento adecuado para amamantar a un bebé? pregunta significativa y que es motivo de legítimas inquietudes maternas, sobre todo para aquellas que han optado por una lactancia exclusiva a libre demanda, lo que por cierto redunda en desgaste físico y mental. Aunque los beneficios de la lactancia son ampliamente reconocidos, las opiniones y recomendaciones se dividen sobre la duración óptima de la lactancia lactancia. En la revisión publicada bajo el título “Optimal duration of exclusive breastfeeding” se señala que los bebés que reciben lactancia materna exclusiva durante seis meses experimentan menos morbilidad por infecciones gastrointestinales que aquellos que son amamantados en forma parcial a partir de tres o cuatro meses, y no se ha demostrado déficit en el crecimiento entre los lactantes de países en desarrollo o desarrollados con lactancia materna exclusiva durante seis meses o más. Por otra parte, las madres de dichos lactantes tienen una amenorrea de la lactancia más prolongada.Con base en los resultados de este examen, la Asamblea Mundial de la Salud adoptó una resolución para recomendar la lactancia materna exclusiva durante 6 meses a sus países miembros.
Finalmente, y como consecuencia del acto mismo del amamantamiento, derivan una serie de otros beneficios propios del apego tanto para el bebé como para la madre. Ya les mencionaba de la reducción del riesgo de cáncer de mama, debo agregar que gracias a la lactancia tienen lugar una serie de cambios en la madre que quizás no sospechabas. En este paper “Breastfeeding, brain activation to own infant cry, and maternal sensitivity” se observó que las madres mostraron mayores activaciones en la circunvolución frontal superior del cerebro, el cuerpo estriado y la amígdala mientras escucha el llanto de su propio bebé en comparación con las madres que dan leche de fórmula, en cuyo caso esta activación no tiene lugar. Esta activación se asocia con una mayor sensibilidad materna después del parto.

Vale decir, que los vínculos entre la lactancia materna y la mayor respuesta a las señales del lactante en las regiones cerebrales están implicadas en la unión madre-hijo y la empatía durante el postparto temprano. Se produce un mayor y mejor “apego”. De hecho, a mayor apego mejor capacidad emocional futura de los bebés.

Termino haciendo un breve comentario. No he querido con este post instalarme desde una cómoda posición de género a dictar cátedra de lo que una mujer debe hacer o no con su cuerpo (ya me han insinuado críticas respecto de carencia de autoridad para pronunciarme sobre el tema por el hecho de no tener tetas), sino que  he querido exponer la evidencia acumulada sobre los beneficios de la lactancia materna tanto para los bebés como para las madres. Es evidente el aporte nutricional, congnitivo y socioafectivo que supone este acto, y me ha parecido necesario destacarlo frente a tendencias que, aun cuando pudieran ser (discutiblemente) legítimas, ponen el beneficio personal por sobre el del bebé en la definición de continuidad o suspensión de la lactancia.

Carta abierta a la Sociedad Chilena: Aborto legal y seguro, deuda de justicia, libertad y ciudadanía de las mujeres

Reproducimos la Carta Abierta de la Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, Punto Focal en el marco de la Campaña 28 de Septiembre Por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe.
Contactos: María Isabel Matamala, Josefina Hurtado
eMail: porlalibertaddedecidir@gmail.com

La libertad de decidir y el acceso garantizado al aborto legal y seguro es una condición imprescindible de la ciudadanía de las mujeres, en tanto alude a su autonomía corporal, sexual y reproductiva. Esta es una materia pendiente del Estado chileno, que se ha negado a debatirla en su institucionalidad parlamentaria.

Por siglos, la sexualidad y la reproducción han sido los ejes sobre los que se ha construido el control y la subordinación social de las mujeres, asignándoles la maternidad como su función primaria, mientras que el ejercicio de su sexualidad sigue indisolublemente ligado al mandato impuesto por las normas del sistema sexo-género, las religiones y las instituciones. Las mujeres chilenas hemos luchado históricamente por el reconocimiento de nuestra condición de ciudadanas plenas, con derecho a decidir en libertad sobre nuestros cuerpos y sobre los aspectos fundamentales para el desarrollo de nuestras vidas. Una democracia que se precie de tal no puede permitir leyes que regulen que las mujeres vivan sometidas a las decisiones de otros. En este marco, el acceso al aborto seguro y legal es imprescindible para la realización de nuestros derechos humanos. Toda mujer puede verse enfrentada a la decisión de abortar y las leyes punitivas no evitan los abortos, sino que fomentan las prácticas clandestinas y peligrosas. Colocan así en riesgo la vida y la salud de las mujeres más pobres y las jóvenes, lo que refuerza desigualdades de género y clase. Despenalizar el aborto significa respetar los principios de libertad y autonomía y garantizar el derecho de las mujeres a decidir, basándose en sus propias convicciones, deseos, creencias y circunstancias.

La penalización del aborto transgrede los estándares mínimos de justicia social y equidad, y los compromisos que el Estado chileno ha asumido en conferencias mundiales y frente al sistema internacional de derechos humanos, en especial la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación a la Mujer (CEDAW), el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes.

Los comités de vigilancia de estos instrumentos internacionales de derechos humanos ratificados por nuestro país, han señalado en reiteradas ocasiones al Estado chileno la necesidad de modificar la legislación que penaliza el aborto en toda circunstancia. Pero este ha rechazado las recomendaciones, demostrando su negligencia con la vida y titularidad de derechos de las mujeres, atropellando su libertad de decisión, lesionando su dignidad humana e interviniendo arbitrariamente su proyecto de vida. El Parlamento ha sido cómplice directo de esta situación, ya que desde los años 90 se ha negado a debatir un problema que compromete la vida, libertad y ciudadanía de la mitad de la población chilena.

La Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, este 28 de Septiembre, Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe, hace un llamado urgente a la sociedad chilena toda, a los diversos movimientos sociales, a los partidos políticos y a la academia para que, recuperando el carácter laico del Estado chileno, ampliemos la democracia, la justicia sexual y económica para las mujeres y construyamos una mayoría que exija el debate y la aprobación de una ley de aborto legal y seguro.

Articulación Feminista por la Libertad de Decidir, Punto Focal

Campaña 28 de Septiembre Por la Despenalización del Aborto en América Latina y el Caribe

Plan Global de Acción en Salud Mental 2013-2020 “borrador cero”

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado que el Plan Global de Acción en Salud Mental 2013-2020 “borrador cero” está listo para ser examinado.

La OMS invita a los Estados Miembros, a las agencias de las Naciones Unidas, las organizaciones gubernamentales, las organizaciones no gubernamentales, las asociaciones profesionales y los proveedores de servicio a que formulen observaciones sobre este “borrador cero” desde ahora y hasta el 19 de octubre de 2012.

OPS/OMS en Chile los invita a participar de este proceso enviándonos sus comentarios en este post.

Puedes leer el documento en este enlace:

Plan Global de Acción en Salud Mental 2013-2020 “borrador cero”

Invierno y Vigilancia Epidemiológica: Una dupla ganadora

Por María Paz Bertoglia (@pinabertoglia) Consultora OPS/OMS Chile

Todos los inviernos se produce el temido aumento de casos de consultas por enfermedades respiratorias, especialmente en la población de alto riesgo (menores de 5 años y mayores de 65 años), poniendo a prueba las capacidades de los sistemas sanitarios y las habilidades de gestión de los distintos niveles asistenciales.

La información oficial que se le entrega a la población es parte de una campaña comunicacional emitida por el Ministerio de Salud de Chile (Campaña de Invierno), que en el año 2012 se concentró en 4 medidas(1):
– Frecuente lavado de manos.
– Mantener ventiladas casas y oficinas.
– Usar pañuelos desechables y botarlos de inmediato.
– Usar el antebrazo para cubrir cara y nariz al momento de estornudar o toser.

Al mismo tiempo que a la población se le entrega información, se le solicita información vital. Aunque no sea de forma activa, la población entrega información valiosa para los sistemas sanitarios, en forma de datos que alimentan la vigilancia epidemiológica de un país.

La Vigilancia Epidemiológica se define como “La recolección sistemática, continua, oportuna y confiable de información relevante y necesaria sobre algunas condiciones de salud de la población. El análisis e interpretación de los datos debe proporcionar bases para la toma de decisiones, y al mismo tiempo ser utilizada para su difusión”(2).

En otras palabras, es el seguimiento y recolección ordenada, análisis e interpretación de datos, sobre eventos de salud o condiciones relacionadas, para ser utilizados por la planificación, implementación y evaluación de programas de salud pública, incluyendo como elementos básicos la diseminación de dicha información a los que necesitan conocerla, para lograr una acción de prevención y control mas efectiva y dinámica en los diferentes niveles.

Las patologías incluidas en los sistemas de vigilancia son aquellas que se consideran prioritarias, tanto desde la perspectiva de la vigilancia nacional como internacional. Para construir el listado, se toman en cuenta los siguientes criterios: las repercusiones de la enfermedad en cuanto a morbilidad o mortalidad, su potencial epidémico, si corresponde a una meta específica de un programa de control y, si el conocimiento de ésta, conducirá a una acción significativa de salud pública(3).

La vigilancia epidemiológica es “Información para la acción”, es decir, no sólo busca obtener información que le permita comprender el comportamiento de un determinado evento o fenómeno, sino también persigue adoptar medidas que puedan conducir a una prevención o a un bloqueo en la extensión del problema, al distinguir cuáles son los principales agentes que atacan a nuestra población, y poder dar respuesta a las necesidades sanitarias de forma oportuna(4).

Vigilancia de Virus Respiratorios

Los virus respiratorios que se encuentran bajo vigilancia son:

1. Influenza A y B (Tipo y subtipo circulante).
2. Virus Respiratorio Sincicial.
3. Adenovirus.
4. Parainfluenza.
5. Metaneumovirus.

La vigilancia permite entender si el fenómeno escapa a una dinámica epidemiológica habitual, como ocurrió durante la pandemia de influenza A(H1N1) en el año 2009. De forma más actual, durante el presente invierno nos hemos enfrentado a un alza inusual de casos de Virus Respiratorio Sincicial (VRS), el más alto en los últimos 6 años en los pacientes menores de un año, mientras que hasta la semana epidemiológica 27 del año 2012, el 79% de los casos de influenza han sido subtipificados por el ISP como Influenza A(H3N2), un 8% como Influenza B, sólo un 1% como Influenza A(H1N1)pdm09, y un 12% sin subtipificación(5).

Se analiza la circulación y comportamiento viral (actividad, temporalidad, co-circulación). Se predice y proyecta el comportamiento de los virus dependiendo de las experiencias previas, mediante el cálculo de canales endémicos para definir valores esperados.

Como parte de las estrategias de protección de la población se encuentra la Campaña de Inmunización contra la Influenza, donde cada año se analiza la circulación viral para que los virus que incluye la vacuna coincidan con los que tienen más probabilidades de causar cuadros de influenza. Durante el año 2012 la vacuna proporciona protección contra la influenza pandémica A/H1N1, A/H3N2 e Influenza B. Es muy relevante señalar que la vacuna no protege contra cuadros causados por otros virus.

Por último, es importante destacar que los esfuerzos deben dirigirse hacia una vigilancia epidemiológica integrada entre salud, agricultura y medio ambiente, fortaleciendo las alianzas entre las instituciones y la cooperación técnica, prueba de esto fue la realización de la Reunión Interamericana, a nivel ministerial, en salud y agricultura, bajo el lema “Agricultura – Salud – Medio Ambiente: sumando esfuerzos por el bienestar de las Américas”, que se realizó en Chile a fines de Julio(6).

Referencias Bibliográficas
1. Ministerio de Salud. Campaña de Invierno. 2012. http://www.minsal.gob.cl/portal/url/page/minsalcl/g_campanas_sanitarias/campana_plan_inv_2012.html
2. Concha-Eastman A, Villaveces A. Guía para el diseño, implementación y evaluación de los sistemas de vigilancia epidemiológica de lesiones. División de Prevención y Control de Enfermedades OPS. Febrero 2001.
3. Ministerio de Salud. Recopilación de normativas y circulares de Enfermedades Transmisibles de Declaración Obligatoria. Departamento de Epidemiología. Marzo 2011.
4. OPS/OMS/Fundación Kellogg. Manual de vigilancia epidemiológica. 1996.
5. Instituto de Salud Pública. Informe de circulación de virus Respiratorios. Semana Epidemiológica 27. 2012.
6. RIMSA 16. http://ww2.panaftosa.org.br/rimsa16/

 

31 de mayo, día Mundial sin fumar

Por Javier Cruz B., Encargado Oficina de Tabaco. División de Políticas Públicas Saludables y Promoción. Subsecretaría de Salud Pública. Ministerio de Salud

Hoy se celebra en todo el mundo el Día Mundial Sin Fumar, y en el caso particular de Chile, esta celebración cobra más sentido que nunca, pues está en proceso de discusión en el parlamento las nuevas modificaciones a la ley 19.419 de tabaco.

El proyecto de ley que ha impulsado el Presidente y el Ministro de Salud ha logrado aunar la mirada de diversos actores de la política nacional y, como pocas veces, unir a senadores y diputados de gobierno y oposición. La base de este ideal se busca fortalecer el derecho de los individuos a vivir en entornos saludables y 100% libres de humo de tabaco. Entre las principales modificaciones se encuentra el fomento de acciones de promoción y prevención de salud, la incorporación real de prevención de consumo de tabaco en mallas curriculares de educación, la protección de la salud de los chilenos a través de la prohibición de fumar en espacios cerrados de acceso a público y la protección de nuestros niños a través del aumento de sanciones a quienes venden o proveen de tabaco a menores de edad.

En este momento, todos nosotros estamos llamados a trabajar desde nuestra esfera de posibilidades, por la aprobación de este proyecto, ya que el tabaquismo es uno de los principales problemas de salud pública en el país, más del 50% de los niños de Chile egresan de IV° medio fumando y el consumo de tabaco en mujeres ha aumentado desde el 2003, haciéndonos poseedores del no deseable record de ser el país más consumidor de América.

Desde el Ministerio de Salud, la Oficina de tabaco tiene la misión de desarrollar políticas, programas, actividades y campañas que permitan desarrollar ambientes 100% libres de humo de tabaco y proteger a aquellos grupos más vulnerables. Para este trabajo necesitamos la ayuda de todos y cada uno de ustedes, pues se debe luchar contra una costumbre que está arraigada en lo más profundo de los chilenos y contra un hábito que lamentablemente, por años de publicidad y dependencia, no se observa como perjudicial para la salud y para el desarrollo de una vida saludable.

En este día, un saludo a todos y un agradecimiento a quienes desde lo público y privado, casa y oficina, fomentan un estilo de vida sano.

Mis sinceros saludos

 

Atención Primaria de Salud y los Objetivos de Desarrollo Del Milenio (2ª parte)

Por Julio Suárez Consultor para el desarrollo de sistemas y servicios de salud, OPS/OMS Chile

Para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y enfrentar los nuevos desafíos del siglo XXI, salud debe ser prioridad en las agendas política y social, las estrategias sanitarias deben ser integrales y el sistema de salud debe ser efectivamente universal, patrimonio de toda la sociedad, valorado, querido y cuidado por todos. Sin embargo, la Cumbre del Milenio no incluyó un objetivo explícito entre los ODM para abordar el problema de las enfermedades no transmisibles y sobre todo de las condiciones crónicas que afectan la salud, que es el principal desafío sanitario en el siglo XXI. Proponemos algunas ideas fuerza para iniciar el debate, y esperamos ver muchas más al final del post en sus comentarios.

En post anterior abordé los avances en el cumplimiento de los ODM y la pertinencia de la estrategia de APS nacida en la reunión de Alma Ata para alcanzar estos objetivos. En este continúo aquella línea de pensamiento para proponer tres áreas principales de acción en la dirección indicada.

En primer lugar la implementación de políticas públicas para incidir sobre los determinantes sociales de la salud en pro de la equidad.

Los determinantes sociales de la salud son las circunstancias en que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, incluido el sistema de salud. Esas circunstancias son el resultado de la distribución del dinero, el poder y los recursos a nivel mundial, nacional y local, que depende a su vez de las políticas adoptadas (1,2). Se trata en esencia de como cada país gestiona su riqueza. Los países que distribuyen mejor su PIB, que asumen la equidad como norte principal y la solidaridad como principio estructurante de las políticas sociales y de salud logran avances superiores en el desarrollo humano. Mas que el crecimiento económico en sí -que es importante-, lo que explica mejor los avances es la distribución de dicho crecimiento para favorecer a los mas pobres y grupos sociales en desventaja. Garantizar el derecho a la salud implica directamente construir sociedades mas justas y solidarias. El crecimiento económico por si solo y el mercado como mecanismo de operación social no son capaces de atender equitativamente las necesidades de salud de las poblaciones y, por tanto, de avanzar en la superación de las desigualdades injustas que aún persisten en nuestros países(3). América Latina y el Caribe continúa siendo la región mas desigual del mundo por su distribución del ingreso aunque no la mas pobre(4) .

En el caso de los ODM, superar la pobreza, el hambre y las desigualdades de género, mejorar la educación y el ambiente, reducir la mortalidad infantil y materna, erradicar enfermedades, requieren sociedades mas justas y solidarias para atender a quienes menos tienen que son los grupos humanos que concentran estos problemas. Un país de bajos o medianos ingresos que distribuye mejor lo que tiene entre sus regiones y grupos sociales logra mejores resultados que uno rico que no lucha por disminuir la brecha entre el primer y último quintil de ingresos, entre quienes tienen de más y quienes nada o casi nada tienen.

En segundo lugar el desarrollo de estrategias sanitarias integrales para abordar los problemas de salud, mediante la combinación de políticas públicas, programas de salud y servicios de atención personales que respondan apropiadamente a los problemas prioritarios. Superar la proliferación de programas verticales según enfermedad o daño y en su lugar favorecer intervenciones integrales según población-territorio (nacional, intermedio, local), grupos sociales y grupos etáreos que impidan la nociva fragmentación del sistema y los servicios de salud y ataquen los determinantes comunes de los problemas.

La población mundial ha envejecido y todo indica que esta tendencia se mantendrá. En el año 2020 -a la vuelta de la esquina- en Las Américas vivirán 200 millones de personas mayores, casi el doble que en 2006 y más de la mitad de ellos vivirán en América Latina. Para 2025 el 50% de los que nacen en América Latina vivirán más de 80 años(5). De otro lado, la epidemia de enfermedades no transmisibles crece y hoy es la principal causa de muerte en prácticamente todos los países. De todas las muertes por enfermedades no transmisibles, el 80% ocurre los países de ingresos bajos y medios. Al interior de los países, la epidemia hace los mayores estragos entre la población de menores ingresos. América Latina es parte de esta realidad.

Esta área de acción tiene múltiples puntos de contacto con la primera. La diferencia es que en este caso se persigue explícitamente objetivos sanitarios, el sector salud tiene el papel predominante y la mayoría de la estrategias sanitarias son conducidas o coordinadas desde el sector salud. Incluye acciones de alcance nacional, sub-nacional y local, acciones indiferenciadas dirigidas a toda la población y acciones focalizadas en grupos específicos de población según grupos de edad, lugar de residencia o trabajo, pertenencia étnica, social o de género y otras formas de agrupación basadas en análisis epidemiológico.

En tercer lugar el desarrollo de sistemas de salud universales. Hay suficiente evidencia sobre la superioridad de los sistemas de salud universales, integrados y basados en la APS para alcanzar los objetivos de SPT y los ODM(6,7,8).

La transformación de los sistemas de salud mediante el desplazamiento del eje estratégico hacia la organización de redes de servicios basados en la APS es el camino. Uno de los mayores obstáculos para lograr sistemas universales, equitativos e integrales es la fragmentación. Este tema es extensamente tratado en la publicación dedicada a las redes integradas de servicios de salud(9). Se trata de garantizar cobertura universal y acceso a servicios integrales, insertados en la comunidad con la que comparten vida y objetivos sociales, de fácil acceso, prestados por equipos de salud multidisciplinarios organizados en un modelo de salud familiar, que garantizan la puerta de entrada al sistema, la continuidad del cuidado y la participación de la población.

La transformación implica implementar un nuevo modelo de atención que de cuenta de los cambios demográficos y epidemiológicos ocurridos en décadas recientes. Las enfermedades no transmisibles, los daños a la salud de causas externas y también algunas enfermedades transmisibles, acompañan a quien las padece durante muchos años y en muchos casos provocan discapacidades y limitaciones funcionales convirtiéndose en condiciones crónicas. Las condiciones crónicas son la mayor carga que deben atender los sistemas y servicios de salud actualmente(10).

Por otro lado, la creciente penetración social de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) abren la puerta a su implementación en los servicios de salud con enormes potencialidades para la promoción, prevención, cuidado de las personas, gestión de los servicios y participación de las personas en el proceso de mejorar su salud. Bajo la denominación de e-salud emergen rápidamente aplicaciones de estas tecnologías al cuidado de la salud(11).

Catorce atributos considerados esenciales deben desarrollarse para el desarrollo de sistemas de salud basados en la APS. Todos son importantes, pero dos de ellos requieren especial atención por ser decisivos para el desarrollo de sistemas de salud universales y por la complejidad y dificultades que presentan. Me refiero a los trabajadores de la salud y al financiamiento del sistema. A los dos atributos anteriores se suma un tercer asunto crítico, el acceso a medicamentos de calidad . No es el tema central que nos ocupa y hay mucha literatura que aborda a profundidad estos temas por lo que no extenderé en detalles.

Comentarios finales
En resumen, para alcanzar los ODM y enfrentar los nuevos desafíos del siglo XXI, salud debe ser prioridad en las agendas política y social, las estrategias sanitarias deben ser integrales y el sistema de salud debe ser efectivamente universal, patrimonio de toda la sociedad, valorado, querido y cuidado por todos. La Cumbre del Milenio no incluyó un objetivo explícito entre los ODM para abordar el problema de las enfermedades no transmisibles y sobre todo de las condiciones crónicas que afectan la salud, que es el principal desafío sanitario en el siglo XXI.
Cinco ideas fuerza para el debate:

  1. A la altura del año 2012, el cumplimiento de los ODM requiere un abordaje focalizado en los países rezagados y en las regiones y grupos sociales más pobres y vulnerables de cada país;
  2. La equidad es el gran objetivo y las brechas entre países y al interior de estos la gran deuda sanitaria;
  3. La solución de los problemas es principalmente política y la solidaridad el valor a defender;
  4. Las condiciones crónicas presididas por la enfermedades no transmisibles y los daños producidos por causas externas -incluyendo las secuelas en discapacidad- son el gran desafío sanitario para los próximos años y debería incluirse para la “renovación” de los ODM;
  5. La estrategia de APS sigue siendo el “faro sanitario” que nos guía para organizar mejor la respuesta social y los esfuerzos sanitarios para alcanzar salud para todos.

1.- OMS. http://www.who.int/social_determinants/es/
2.- Subsanar las desigualdades de una generación. Avanzar en la equidad sanitaria actuando sobre los determinantes sociales de la salud. Informe de la Comisión de Determinantes Sociales de la Salud. OMS, Ginebra, 2009
3.- Conferencia mundial sobre determinantes sociales de la salud. Río de Janeiro, Brasil, oct. 2011. http://www.who.int/sdhconference/declaration/Rio_political_declaration.pdf
4.- Panorama social de América Latina 2011, CEPAL
5.- OPS. Día Mundial de la Salud 2012. Ante aumento de población de adultos mayores, el desafío es asegurar un envejecimiento saludable. http://intranet.paho.org/clippings/Lists/Posts/Post.aspx?ID=162
6.- Renovación de la atención primaria de salud en las Américas: documento de posición de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS). Washington, D.C.: OPS/OMS; 2007
7.- Informe Sobre la Salud en el Mundo. La Atención Primaria de la Salud, más necesaria que nunca. OMS, Ginebra, 2008
8.- Informe sobre la salud en el mundo. La financiación de los sistemas de salud. El camino hacia la cobertura universal. OMS, 2010
9.- Redes integradas de servicios de salud. Conceptos, opciones de política y hoja de ruta para su implementación en las Américas. OPS, WDC, 2010
10.- Innovative care for chronic conditions (ICCC). Building blocks for action. Global report. WHO, Geneva, 2002
11.- http://www.viralizando.cl/
12.- Suárez J. Desafíos para alcanzar universalidad con equidad en salud en ALC en el siglo XXI. Rev. cubana de salud pública, v36 n3,Habana, jul-sept. 2010

Atención Primaria de Salud y los Objetivos de Desarrollo Del Milenio(1) (1ª parte)

Por Julio Suárez Consultor para el desarrollo de sistemas y servicios de salud, OPS/OMS Chile

Hoy vivimos mas años, hay mas riqueza, tenemos nuevos conocimientos para alargar la vida, y contamos con mejores leyes para defender el derecho a la salud. No obstante, persisten desigualdades injustificables entre pueblos, grupos sociales y personas, y una porción indecentemente alta de la población continúa excluida de la riqueza producida y los adelantos tecnológicos. Aún falta mucho por avanzar en universalidad y equidad en salud. ¿Cómo avanzar en este desafío? Los invitamos a comentar al final del post.

Inmunización: Retos y perspectivas

 

Por Dr. J.A.Pagés, Representante OPS/OMS Chile

La OPS/OMS continua sus esfuerzos, junto a todos los Estados Miembros, para fortalecer los programas nacionales de inmunización. Se trata de un bien público para lo cual se necesita continuidad en las decisiones y voluntades políticas en nuestros países para consolidar los logros, completar la agenda sanitaria inconclusa y hacer frente a los nuevos desafíos.

Alguno de los Efectos Prácticos del TPP sobre el Acceso a Medicamentos

Por José Luis Cárdenas T. (@PepoCardenasT) Abogado, LL.M. & Ph.D., Diplomado en Farmacología, Académico & Asesor del Directorio de ASILFA

Chile es actualmente parte negociante del Trans-Pacific Partnership (TPP) junto a ocho países más, dentro de los cuales se cuenta Australia, Brunei, EE.UU., Nueva Zelanda, Malasia, Singapur y Perú, todos del área Asia-Pacífico.

Otro Chile es posible, otra Salud también

En esta oportunidad transcribimos el documento “Otro Chile es posible, otra Salud también” elaborado por la Mesa social por la Salud en Chile que agrupa una serie de actores y representantes del aéra de Salud los cuales se encuentran realizando durante estos días y hasta el 06 de mayo el Plesbicito Nacional por la Salud. Puedes votar en http://consulta.votociudadano.cl/

Por AGRUPACION MEDICOS APS – CONFUSAM – FENPRUSS – FENFUSSAP – FENATS NACIONAL – ASOCIACION DE ESTUDIANTES DE ODONTOLOGIA — ASOCIACIÓN DE ESTUDIANTES DE MEDICINA DE CHILE- SALUD UN DERECHO – FRENTE DE DEFENSA DE LA SALUD PÚBLICA ZONA SUR- FRENTE DE DEFENSA DE LA SALUD PÚBLICA ZONA NORTE