Atención Primaria de Salud y los Objetivos de Desarrollo Del Milenio(1) (1ª parte)

Por Julio Suárez Consultor para el desarrollo de sistemas y servicios de salud, OPS/OMS Chile

Hoy vivimos mas años, hay mas riqueza, tenemos nuevos conocimientos para alargar la vida, y contamos con mejores leyes para defender el derecho a la salud. No obstante, persisten desigualdades injustificables entre pueblos, grupos sociales y personas, y una porción indecentemente alta de la población continúa excluida de la riqueza producida y los adelantos tecnológicos. Aún falta mucho por avanzar en universalidad y equidad en salud. ¿Cómo avanzar en este desafío? Los invitamos a comentar al final del post.

En septiembre de 2000, 189 jefes de Estado y de Gobierno adoptaron la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas y avalaron un marco para el desarrollo. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) resumieron las principales preocupaciones y desafíos de los países y fijaron objetivos y metas concretas a alcanzar(2) .

Los ocho ODM son: erradicar la pobreza extrema y el hambre; lograr la enseñanza primaria universal; promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer; reducir la mortalidad infantil; mejorar la salud materna; combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades; garantizar la sostenibilidad del medio ambiente; y fomentar una asociación mundial para el desarrollo. Tres de los objetivos están directamente relacionados con la salud(3). Los ODM definen un acuerdo sobre problemas y estrategias y un mecanismo de monitoreo para evaluar el cumplimiento de los compromisos. Ello otorga un enorme valor a los ODM como marco común para el desarrollo y la colaboración.

El Secretario General de la ONU informó recientemente que se han alcanzado importantes progresos en el cumplimiento de los ODM. Se estima que la pobreza extrema y el número de personas sin acceso a agua potable se ha reducido casi a la mitad, las muertes por tuberculosis se redujeron en un 40%, las de malaria cayeron a un tercio y esta cerca de alcanzarse la paridad entre niños y niñas que reciben educación primaria. Sin embargo, a la vez apuntó que 2.500 millones de personas carecen de buenas condiciones de saneamiento, cientos de millones de niños sufren desnutrición y el retraso de crecimiento afecta a casi 200 millones de menores en todo el mundo(4). La CEPAL informa que la reducción de la pobreza acumulada desde 1999 alcanza 12,4% y la indigencia se ha reducido 6,3% puntos porcentuales. Con respecto a 1990, la reducción de ambos indicadores totaliza 17,0 y 10,3 puntos porcentuales respectivamente(5).

Por su parte, la OMS informa de avances significativos en los ODM asociados directamente con la salud. “La cifra mundial anual de defunciones de menores de cinco años disminuyó a 8,1 millones en 2009, mientras que en 1990 se situaba en 12,4 millones. Se calcula que el porcentaje de menores de cinco años aquejados de insuficiencia ponderal ha bajado de un 25% en 1990 a un 16% en 2010. La proporción de partos atendidos por un agente sanitario calificado ha aumentado en todo el mundo; sin embargo, en las regiones de África y del Asia Sudoriental de la OMS, menos del 50% de los partos fueron asistidos de esa manera. En todo el mundo, las nuevas infecciones por el VIH han disminuido un 17% entre 2001 y 2009. El tratamiento de la tuberculosis logra mejores resultados. Están disminuyendo los casos existentes, al igual que las defunciones de los enfermos tuberculosos que no están infectados por el VIH. El mundo está en camino de cumplir la meta del Objetivo de Desarrollo del Milenio relativo al acceso al agua potable, pero se necesita hacer más para cumplir la meta del saneamiento”(6).

En la Conferencia Internacional realizada en Alma Ata en 1978 se firmó la Declaración sobre Atención Primaria de la Salud (APS)(7). La reunión contó con la participación de delegados de 134 países y lo acordado sigue siendo el norte estratégico principal para alcanzar los objetivos de salud para todos. La declaración de Alma Ata coloca a la salud como derecho humano fundamental, denuncia las desigualdades en salud como política, social y económicamente inaceptables y reconoce la relación entre salud y desarrollo, y el derecho y el deber que tiene el pueblo de participar en la planificación y aplicación de la atención en salud. Propone cambios políticos, técnicos y en la asignación de recursos. Por tanto, la estrategia de APS no se reduce a servicios de primer nivel de atención y mucho menos a atención selectiva para pobres como es interpretada por algunos.

A pesar de los años y transcurridos la APS no ha envejecido. Sus valores y principios se mantienen vigentes y la estrategia sigue siendo válida. En el año 2003 por mandato de los ministros de salud del continente americano la OPS lanzó el proceso de Renovación de la APS(8). El proceso de renovación de la APS esta respaldado por evidencias que avalan su pertinencia para alcanzar mayor equidad en el estado de salud y en el acceso a los servicios, mas eficiencia global del sistema y mayor satisfacción de los usuarios con los servicios de salud.

Desde la conferencia de Alma Ata a la fecha mucho ha cambiado el mundo. En aquél momento no estaba establecida como lo está en estos días la vigencia formal de los derechos económicos sociales y culturales, entre ellos el derecho a la salud(9). Por otra parte, la riqueza y la población crecieron, la esperanza de vida continuó aumentando y las enfermedades no transmisibles emergieron como la gran epidemia del siglo XXI. El mundo se globalizó y se hizo multipolar, se acortaron distancias, la interconectividad creció exponencialmente, surgieron las redes sociales, las nuevas tecnologías médicas abrieron nuevas perspectivas para postergar la muerte y mejorar la calidad de vida, y se lograron avances extraordinarios en la salud pública entre otros cambios importantes.

En resumen, vivimos mas años, hay mas riqueza, tenemos nuevos conocimientos para alargar la vida y mejorar su calidad, y contamos con mejores acuerdos internacionales y base jurídica para defender el derecho a la salud. No obstante, persisten desigualdades injustificables entre pueblos, grupos sociales y personas, y una porción indecentemente alta de la población continúa excluida de la riqueza producida y los adelantos tecnológicos. Específicamente en salud, falta mucho por avanzar en universalidad y equidad.

Varios países de las Américas están en la senda de cumplir con los ODM en 2015, aunque ello requiere aún esfuerzos sostenidos. Sin embargo, para todos los países los desafíos del siglo XXI van más allá de los ODM e incluyen otros como el de las enfermedades no trasmisibles y en general las condiciones crónicas, que desde la perspectiva sanitaria es el gran objetivo ausente en los ODM.

La estrategia de APS renovada constituye una plataforma ideal de valores, conceptos y estrategias para avanzar hacia el cumplimiento de los ODM en 2015 y enfrentar los desafíos que nos acompañarán a lo largo del presente siglo, incluyendo el de las ENT y las condiciones crónicas en general. Buena cosa sería el relanzamiento de los ODM del 2015 al 2030 y retomar con fuerza el legado de Alma Ata para conseguir los objetivos sanitarios de la humanidad en esta primera mitad del siglo XXI.

1 Resumen de texto elaborado para a la Conmemoración de los 30 años del CONASS, Brasilia 24 y 25 de abril de 2012
2 http://www.un.org/spanish/milenio/ares552.pdf
3 ONU. http://www.un.org/spanish/millenniumgoals/
4 Centro de noticias de la ONU 12 de marzo de 2012. http://www.un.org/spanish/News/fullstorynews.asp?newsID=22901&criteria1=desarrollo
5 Panorama social de América Latina 2011, CEPAL
6 http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs290/es/
7 OMS. Atención Primaria de la Salud, Alma Ata, 1978. OMS, Ginebra, 1981
8 Renovación de la atención primaria de salud en las Américas: documento de posición de la Organización Panamericana de la Salud. Washington D.C., Organización Panamericana de la Salud, 2007
9 Brito, P. “Atención primaria de la salud en el siglo xxi, un compromiso con la equidad”. Universidad de Antioquia, Colombia 2009

 
Puede dejar una respuesta. Pinging no está permitido.


Dejar una respuesta