Se aprueba plan de acción para reducir uso nocivo del alcohol

El 51o Consejo Directivo de la OPS/OMS aprobaro hoy en la tarde un nuevo Plan de Acción para Reducir el Uso Nocivo del Alcohol que busca disminuir los niveles de consumo per-cápita de alcohol y reducir los daños asociados al alcohol. Propone medidas que van desde el aumento de impuestos en las ventas de alcohol y las restricciones en el mercadeo, hasta la capacitación de los trabajadores de la atención primaria de salud en detección y tratamiento de los tomadores en riesgo.

De acuerdo a los datos de la OMS, el consumo de alcohol fue el principal factor de riesgo para la carga de enfermedad en las Américas en el 2004, y fue responsable de más de 347.000 defunciones.

El patrón de consumo más habitual en el hemisferio y el más arriesgado es el padrón episódico de ingesta alta de alcohol, principalmente en hombres. Esto causa problemas de salud agudos y crónicos, incluyendo lesiones, trastornos de salud mental, cánceres, enfermedades cardíacas, hipertensión y diabetes. También afecta negativamente a otras personas, tal como es el caso de las víctimas de accidentes de autos con conductores alcoholizados y de la violencia asociada al alcohol.

El plan hace un llamamiento a los países –con el apoyo técnico de la OPS/OMS– para realizar acciones entre las que se incluyen:

  • Fijar límites legales bajos en los niveles de alcohol en sangre para los conductores y asegurar consecuencias rápidas y efectivas para aquellos detenidos con niveles altos de alcohol.
  • Usar la regulación de impuestos y precios para disminuir el uso nocivo del alcohol, por ejemplo, a través de los impuestos basados en el contenido de alcohol o impuestos especiales a las bebidas dirigidas a los jóvenes.
  • Reducir la disponibilidad del alcohol a través de restricciones en la edad, tipos de puntos de venta, y horarios de compra y venta de alcohol.
  • Prohibir la venta de alcohol a personas intoxicadas y promover la responsabilidad penal de los propietarios de bares por la violencia y lesiones relacionadas con el alcohol resultante de las intoxicaciones que ocurren en sus instalaciones.
  • Limitar el mercadeo de bebidas alcohólicas, especialmente hacia la gente joven y grupos vulnerables. Monitorear el cumplimiento de la industria de los códigos voluntarios de conducta.
  • Capacitar a los proveedores de servicios de salud para detectar, prevenir, tratar y rehabilitar a hombres y mujeres –incluyendo a mujeres embarazadas– con problemas de consumo nocivo de alcohol, en la atención primaria de salud y a lo largo del sistema de salud.
  • Promover la investigación de los efectos sobre la salud y la sociedad a consecuencia del consumo nocivo del alcohol de hombres y mujeres, grupos étnicos, así como los efectos sobre el capital humano y desarrollo sostenible.
  • Involucrar a otros sectores, incluyendo a educación, trabajo, transporte, responsables del sistema de justicia y aplicación de la ley para aumentar el nivel de conciencia sobre el consumo nocivo de alcohol.
 
Las respuestas están cerradas, pero ud. puede trackback de su propio sitio.