Es un programa que pretende habilitar espacios de palabra y empoderamiento colectivo respecto a problemas particulares y de carácter global y, a la vez, es un programa que promueve en colectivos de personas con sufrimiento psíquico el pasar de ser “objetos de la  rehabilitación” a ser sujetos de la “promoción de acciones saludables”.

Colifata Solidaria consiste en sacar la radio del psiquiátrico, (en poner en acción lo particular del Dispositivo Radiofónico Grupal. DRG) para  intervenir en diversos espacios territoriales. Este proyecto es coordinado por profesionales de la salud y protagonizado por los integrantes de radio La Colifata, en su mayoría personas que están o han sido  institucionalizadas en institutos psiquiátricos.

Desarrollamos el programa estableciendo alianzas con organizaciones de la sociedad civil y/u organismos del Estado que trabajen problemas o temticas concretas (salud, medio ambiente, inclusión, ciudadanía etc) y para su ejecución llevamos adelante diversos pasos y procedimientos.

En Colifata Solidaria los “pacientes” se ubican como:

  • Articuladores de acciones solidarias entre la comunidad. Son vector para el intercambio, promotores e intermediarios de flujos solidarios sociales. Facilitan transferencia de recursos de una región a otra, de un sector de la comunidad al otro y viceversa utilizando diversos medios de comunicación (radio, TV, web) y variados dispositivos mediaticos.
  • Promotores de espacios de palabra y empoderamiento ciudadano. Mediante el dispositivo de intervención directa en la comunidad (DRG), los integrantes de la radio se ubican como quienes disparan las temáticas a trabajar, y tanto ellos como los profesionales intervinientes operan como garantes de palabra, promotores de espacios para la simbolización y elaboración de problemas de la comunidad y sus posibles soluciones.

Se ponen en juego en este caso dos conceptos centrales en relación a los usuarios:

  • Pasar de ser “objeto de la rehabilitación psiquiátrica” a “sujeto promotor de salud”.
  • Pasar de objeto de las “políticas de salud y sociales”, a “sujeto que promueve ciudadanía, que construye comunidad”.

Principio básico que incluye tanto a usuarios como a la comunidad en general

  • Nadie puede estar en posición únicamente pasiva. Se tratará siempre de una propuesta de “intercambio”. De un intercambio de “producciones deseantes”. No es un proyecto de caridad, es un proyecto de solidaridad y de promoción de relaciones dignas y productoras de sentido. Es un proyecto de encuentro que busca crear “acontecimiento”.

Estrategia

  • La intervención es en “lo micro” (espacio territorial acotado. Problemáticas puntuales), la irradiación de los contenidos comunicacionales logrados es hacia “lo macro”, por entender que estamos abordando -en lo micro- problematicas actuales y de carácter global. De este modo no sólo se impacta en el lugar de la intervención sino además en lo macrosocial.

Que busca

  • Empoderamiendo ciudadano o de la comunidad en relación a problemas puntuales (Pobreza, contaminación, exclusión, etc.)
  • Salud mental comunitaria, como aquello que se produce, se crea y recrea en el encuentro de subjetividades solidarias.
  • Abrir caminos para la desestigmatización de la figura de aquellos que han sido diagnosticados de alguna dolencia psiquiátrica.
  • Promover autonomía y salud mental en personas con padecimiento psíquico.

Colifata Solidaria. Acción concreta hoy.

Este año el programa “Colifata Solidaria” interviene en barrios de la Ciudad de Buenos Aires. En el marco de un  convenio con la Unidad de Coordinación de políticas de Juventud (UCPJ) está desarrollando alianzas con organizaciones de jóvenes y/o que trabajan con jóvenes en barrios pobres y estigmatizados. Se trata de un proyecto donde los “colifatos” se corren del lugar de “asisitidos” y pasan a potenciar y dar visibilidad a proyectos genuinos, motorizados por los propios jóvenes que viven situaciones de violentación cotidiana, al no poder tener acceso a vivienda digna, educación, trabajo, derechos, etc. Se trata de una apuesta de encuentro y de creación en el encuentro, para potenciar acciones saludables. El marco es el del despliegue del DRG (Dispositivo Radiofónico Grupal) de La Colifata, que saca la radio del psiquiátrico y la lleva a los barrios. Los “pacientes” intervienen sobre las problemáticas cediendo y promoviendo espacios de palabra para la expresión de diversos actores.

AlianzasEn esta oportunidad Colifata Solidaria aborda la problemática de jóvenes en situación de pobreza y hemos generado alianzas con: 

Estas alianzas se están desarrollando conforme a estos pasos. Pasos a seguir:

  1. Diagnóstico de situación junto con la UCPJ.
  2. Búsqueda y creación de alianzas.
  3. Talleres/Encuentro.
  4. Salida del hospital a los barrios para conocer las problemáticas.
  5. Proceso de creación conjunta entre los jóvenes y los usuarios.
  6. Intervención en los barrios mediante el DRG.
  7. Edición de material radiofónico y audiovisual que se entrega a cada organización participante.
  8. Difusión en todos los canales posibles creados por colifata.
  9. Evaluación del proceso. Análisis de las encuestas.

Reseña de Antecedentes

Colifata Solidaria surge a partir de las sucesivas evaluaciones de nuestras acciones en el campo comunitario dirigidas -en un principio- sustacialmente al problema de la estigmatización de la figura del llamado “loco” y que consistían en la retransmisión de las producciones de radio y TV en formato de microprograma de los pacientes, para ser difundidos en mas de treinta emisoras de Argentina. Estas producciones efectuadas por sujetos diagnosticados de psicosis, y dirigidas a aquellos que -poseyendo prejuicios y en base al desconocimiento y el miedo- practican habitualmente conductas de marginación y discriminación con ellos, tenían por objetivo intervenir en el plano de las representaciones para promover instancias de reflexión sobre los prejuicios, miedos y desconocimientos buscando habilitar otro tipo de prácticas.

Un paso siguiente y muy importante por su alto impacto y visibilidad pública (55 intervenciones desde el año 1991 y más de 20.000 personas asistentes) fue sacar la radio del Hospital psiquiátrico mediante la instalación de radios abiertas en plazas y paseos públicos, para fortalecer la participación de la comunidad y producir encuentros “cara a cara”. En ese momento lo que se buscaba era generar un espacio vivencial donde quien participara pudiera contrastar su “idea previa” a la “percepción en el encuentro”, suponiendo que en ese movimiento se generarían condiciones para la desestigmatización.

Desde 1996 Radio la colifata comenzó a ser retransmitida en su versión microprograma de la Ciudad de Bariloche (1700 km de Buenos Aires). Un grupo de oyentes de esa emisión comienzan a hacer envíos de ropa, yerba y azucar al hospital cada cuatro meses. Una vez envían un mensaje diciendo que sueñan con regalarles a los pacientes un viaje a Bariloche, una especie de vacaciones en ese lugar paradisíaco. Son ellos quienes se movilizan y gestionan pasajes, estadía, comida y paseos. Logran el apoyo de los comerciantes de la calle principal (muchos eran oyentes de La Colifata) y la aprobación del intendente quien cede un predio municipal para la estadía. El dueño de un hotel financia la comida para 22 personas, agencias de turismo donan paquetes turísticos, empresas de colectivos paseos, etc. En contrapartida los profesionales que trabajamos en La Colifata les proponemos a los pacientes que piensen el modo en que ellos podrían retribuir al esfuerzo de esa comunidad por integrarlos. Surge la idea de la radio como potencia. Tener una radio y que sea de ellos les permitía realizar acciones no solo para llegar a la comunidad sino-además- para ayudarla. Hubo pacientes que propusieron hacer una campaña de ayuda para los “Mapuches” y luego de varias jornadas de debate propusieron realizar acciones de ayuda a niños en “situación de calle”. Durante 4 meses se dedicaron a difundir la temática mediante las radios retransmisoras.

Durante ese lapso de tiempo los oyentes se acercaban al hospital trayendo juguetes, ropa y útiles escolares para los niños “en situación de calle” que participaban del grupo ENCUENTRO de Bariloche, una ONG dedicada al trabajo con niños y adolescentes en esa situación. Entre las diversas actividades que realizaban (apoyo escolar, ayuda para la vuelta al colegio, elaboración de pan y facturas para la venta etc.) ellos serían los encargados de producir el pan y las facturas para todos los desayunos de los “colifatos”.

Nadie podía quedar ubicado solamente como receptor. Finalmente 17 pacientes y 5 coordinadores viajaron a Bariloche llevando mas de 4  metros cúbicos de donaciones para los chicos. Se realizó una radio abierta en la plaza principal con participación de emprendimientos culturales, con la presencia de la gente del grupo Encuentro, con los chicos que acuden a ese grupo. Todo el evento fue transmitido por una radio local. Asi nace Colifata solidaria, ya no era solamente realizar radios abiertas en la comunidad sino además articular acciones solidarias entre la comunidad, ubicándose los pacientes como vectores para el intercambio, promotores e intermediarios de flujos solidarios sociales.

Dándole visibilidad a ciertas problemáticas y facilitando la transferencia de recursos solidarios de una región a otra, de un sector de la comunidad al otro. 

 Hoy pensaremos Colifata Solidaria no sólo desde la transferencia de flujos solidarios sino además haciendo eje en el dispositivo de intervención. Los dispositivos de intervención fueron diseñados por los profesionales de nuestra organización y son coordinados por los mismos, con el fin de desarrollar espacios para la simbolización y elaboración de los problemas de la comunidad y sus posibles soluciones. Aquí se promueve que los pacientes se ubiquen además, como agentes promotores de espacios de producción simbólico-cultural, en ese sentido serían verdaderos agentes de salud. Ese espacio de palabra que a ellos les hizo bien, en este caso lo donan.

Primeras colifatas solidarias

 

Algunas de las colifatas solidarias hechas hasta entonces fueron:

 

En Colifata Solidaria los internos “se corren del lugar de necesitados” y utilizan su radio para promover acciones solidarias desde y para la comunidad.

  

Colifata Solidaria en Rosario. Dic. 2004. Participaron cerca de 5000 personas llevando alimentos y ropa para los barrios Toba y Ludueña. La convocatoria se hizo a través de las radios que retransmiten los microprogramas de La Colifata en esa ciudad.

Al día siguiente la comitiva de 20 pacientes “colifatos” se acercaron a los barrios Toba y Ludueña para entregar lo recaudado – 5 tn. de alimentos -. Los tobas ( pueblos originarios) recibieron con alegría a los colifatos y a cambio les regalaron sus artesanías.

 Por Alfredo Olivera. 2009

Share