Guia del participante Diagnóstico presuntivo de las ETAs Enfermedades bacterianas transmitidas por alimentos Enfermedades parasitarias transmitidas por alimentos Enfermedades virales transmitidas por alimentos
Enfermedades producidas por priones transmitidas por alimentos  Enfermedades no infecciosas transmitidas por alimentos Introducción a la vigilancia sanitaria Organización del subsistema de vigilancia 
epidemiológica de las ETAs Investigación de brotes de las ETAs Estudio de brote de las ETA Preguntas y respuestas

Módulo 4
Enfermedades virales transmitidas por alimentos Enfermedades producidas por priones transmitidas por alimentos

Autores
González Ayala, Silvia E.
Cecchini, Diego M.

Objetivos generales Objetivos especificos
Introducción

Enterovirus

Hepatitis A

Hepatitis E

Enfermedad por agente Norwalk y otros virus

Enteritis por Rotavirus

Enfermedades producidas por priones transmitidas por alimentos

Autoevaluación

Enterovirosis

Enfermedades debidas a virus coxsackie (CIE-10 B34.1)
Carditis Coxsackie (CIE10- B33.2)
Poliomielitis aguda (CIE-10 A80)
Mialgia epidémica (CIE-10 B33.0)
Enfermedades febriles agudas de las vías respiratorias (CIE-10 101-106;112)
Meningitis vírica (CIE-10 A87)

Introducción: Las enfermedades enterovirales se caracterizan por tener distintas formas de presentación que varían desde la infección subclínica a otras graves como la miocarditis, la encefalitis y la parálisis fláccida aguda.

Agente etiológico: Son virus de la familia Picornaviridae, género enterovirus. Las especies son: poliovirus (serotipos 1-3); virus Coxsackie A (serotipos 1-34); virus Coxsackie B (serotipos 1-6), Echo (serotipos 68-72); totalizan 67 serotipos.

Epidemiología: Tienen distribución mundial y son de reservorio humano. En las regiones con clima templado tienen una neta prevalencia estacional para los meses de temperaturas más altas (verano y comienzos del otoño). Predominan en la edad pediátrica. La transmisión es fecal-oral a través de las manos, fomites, el agua y los alimentos. Se ha demostrado la presencia de varios serotipos de enterovirus en aguas contaminadas con líquidos cloacales y en crustáceos tales como las almejas.

Reseña de brotes recientes: No se han descrito brotes de ETA por enterovirus transmitidos por el consumo de bivalvos contaminados. Son escasos los brotes comunicados asociados a enterovirus: Coxsackie virus B1, B3, B5 comida preparada en una cocina que abastecía a jardines maternales en Rusia: Echovirus 4 en Pennsylvania, Estados Unidos); Echovirus 5 en el estado de Nueva York, Estados Unidos.

Fisiopatogenia: Los Enterovirus llegan al intestino por ingestión. Se replican en los tejidos susceptibles (faringe y tejido linfático del íleon), alcanzan los ganglios linfáticos regionales y la circulación causando la primera viremia. En los distintos tejidos se replican fundamentalmente en las células del sistema reticuloendotelial. Ocurre la segunda viremia o viremia mayor que coincide con el comienzo de las manifestaciones clínicas. Los órganos blanco son: sistema nervioso central, corazón y piel en los que provocan lesiones inflamatorias y necrosis. La eliminación fecal de enterovirus puede extenderse durante varias semanas.

Clínica: El período de incubación es de 3-6 días. La infección asintomática ocurre con frecuencia variable. La forma sintomática cursa como: enfermedad febril inespecífica, faringitis nodular, estomatitis, herpangina, neumonía, pleurodinia o mialgia epidémica o enfermedad de Bornholm, sindrome mano-pie-boca, diarrea aguda, miocarditis, miopericarditis, enfermedad exantemática, meningitis aséptica, encefalitis, parálisis aguda fláccida.
En la Tabla 6 se reseñan las manifestaciones clínicas según grupo.

Tabla 6: Formas clínicas de presentación de las infecciones enterovirales. (para ver la tabla hacer click en el nombre)

Definición de caso sospechoso: Está vigente para algunas entidades:
Poliomielitis: Parálisis aguda fláccida en una persona menor de 15 años.
Meningitis vírica o aséptica: Fiebre de comienzo agudo, sindrome meníngeo y alteraciones en el examen citoquímico de LCR (pleocitosis mononuclear a veces polimorfonuclear, glucorraquia normal y ligero aumento de las proteínas) con estudio bacteriológico negativo.

Definición de caso confirmado:
Poliomielitis: Caso sospechoso con aislamiento de poliovirus salvaje en materia fecal.
Poliomielitis asociada a la vacuna Sabin: Caso sospechoso con aislamiento de poliovirus vacunal Sabin en materia fecal en el que la parálisis fláccida se presentó entre los 7-30 días de haber recibido la vacuna.
Meningitis enteroviral: Caso sospechoso con identificación de enterovirus en LCR o en heces.

Definición de caso compatible:
Poliomielitis: Caso sospechoso sin estudio de laboratorio ni seguimiento o
Caso sospechoso con nexo epidemiológico con un caso confirmado.

Diagnóstico de la enfermedad: Es muy dificultoso en cualquiera de las formas clínicas de presentación debido a la escasa accesibilidad a los métodos de diagnóstico virológico.
Las técnicas tradicionalmente utilizadas son:
Cultivo, aislamiento y serotipificación con antisueros neutralizantes específicos; el rendimiento es bajo.
Serología (Ig G e Ig M específica en suero).
Técnica PCR-RT. d- Diferenciación intratípica.

Debe realizarse de rutina el estudio virológico de heces (lo más temprano posible, dentro de la primera semana de evolución) en los casos de parálisis fláccida aguda se-gún lo establecido en el Protocolo de Estudio (Programa de Eliminación y erradicación de la poliomielitis OPS/OMS). En situación de epidemia, debe realizarse el estudio virológico.

Notificación: Varía según país. Es obligatoria la notificación inmediata del caso de parálisis fláccida aguda en una persona menor de 15 años.

Análisis de alimentos y otras muestras: El estudio virológico (PCR) en muestras de alimentos y agua sólo puede ser realizado en los Laboratorios de Referencia.

Tratamiento: No se dispone de tratamiento específico. Es sintomático y de sostén según la forma clínica de presentación.

Medidas de prevención y control: Los pilares básicos son:
Disminuir o prevenir la transmisión fecal-oral.
Provisión de agua segura
Eliminación sanitaria de excretas
Educación para la salud (higiene personal, higiene en la manipulación de los alimentos).

La profilaxis activa de la poliomielitis se realizó desde 1955 con la vacuna antipolio-mielítica inactivada trivalente (vacuna Salk) y desde 1962 con la vacuna antipoliomielítica trivalente oral viva atenuada (vacuna Sabin oral). La vacuna antipoliomielítica inactivada trivalente de potencia aumentada está dsiponible desde la década de 1990. En la SubRegión Latinoamericana la vacuna antipoliomielítica Sabin está incluída en los Calendarios Nacionales de Vacunación. En los Estados Unidos sólo se utiliza la vacuna Salk desde el año 2000.

Bibliografía general
Ministerio de Salud: Manual de Normas y Procedimientos del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica. SINAVE- VIGIA, Buenos Aires, 2000: 55 y 68.
Cliver DO: Foodborne viruses. En Food Microbiology. Fundamentals and Frontiers Doyle MP, Beuchat LR, Montville TJ, ASM Press, Washington DC, 1997:437-446.
Modlin JF: Introduction to Picornaviridae. En Mandell, Douglas, Bennett Principles and Practice of Infectious Diseases Mandell GL, Bennett JE, DolinR, fifth edition, Churchill Livingstone, Philadelphia, 2000:1888-1893.
Modlin JF: Poliovirus. En Mandell, Douglas, Bennett Principles and Practice of Infectious Diseases Mandell GL, Bennett JE, DolinR, fifth edition, Churchill Livingstone, Philadelphia, 2000:1895-1903.
Modlin JF: Coxsackieviruses, echoviruses and newer enteroviruses. En Mandell, Douglas, Bennett Principles and Practice of Infectious Diseases Mandell GL, Bennett JE, DolinR, fifth edition, Churchill Livingstone, Philadelphia, 2000:1888-1893.
John JJ, et al: Enterovirus infections, including poliomyelitis. En Tropical Infectious Diseases Principles, Pathogens, & Practice, Guerrant RL, Walker DH, Weller PF, Churchill Livingstone, Philadelphia, 1999:1123-1132.
Muir P, et al: Molecular typing of enteroviruses: Current status and future requirements. Clin Microbiol Rev 1998; 11: 202-227,
Plotkin SA, et al: Inactivated polio vaccine. En Vaccines Plotkin SA, Orenstein WA, 3rd edition, W.B. Saunders Co, Philadelphia, 1999:345-354.
Sutter RW, et al: Live attenuated poliovirus vaccines. En Vaccines Plotkin SA, Orenstein WA, 3rd edition, W.B. Saunders Co, Philadelphia, 1999:355-363.

Referencias
Miossec L, et al: Importance de la pluviométrie sur la contamination virale du milieu littoral lors de phénom enes épidémiques dans la population. Rev Epidemiol Sante Publique 2000; 48 (S2):S61-S72.
Muniain-Mujika I, et al: Viral contamination of shellfish evaluation of methods and analysis of bacteriophages and human viruses.
Lees D: Viruses and bivalve shellfish. Int J Food Microbiol 2000; 59:81-116.
Shieh YC, et al: A method to detect low levels of enteric viruses in contaminated oysters. Appl Environ Microbiol 1999; 65:4709-4714.